21.9.08

Un cumpleaños especial


HOY HACE UN AÑO QUE ANDER ESTÁ CON NOSOTROS. Hoy hace un año que lo veíamos por primera vez. No ha sido facil, hemos superado mucho juntos, hemos librado más de una batalla. Después de un año la gente sigue preguntandonos ¿por qué Ander?, ¿por qué adoptasteis teniendo hijos?, ¿por qué un down?....Muchas de esas preguntas no tienen respuesta si no se entiende nuestra forma de pensar y vivir. En primer lugar creo en una frase que dicen en el colegio de la niña: "las desigualdades sociales sólo se vencen con la justicia". Ander tenía demasiado en contra, sus padres le habían abandonado, su famila preadoptiva anterior también, era lo que se define "carne de centro de menores". Y realmente ¿qué culpa tiene Ander?, él no tomó la decisión de nacer. ¿por qué los adultos que podemos controlar estas situaciones le hacemos daño a una criatura inocente?.
Muy poca gente sabe que nosotros estabamos apuntados a casos complicados, es más la primera vez que nos llamaron era para dos niños mayores de raza negra y con problemas de malos tratos. Tuvimos que decir que no, con dolor de corazón por una cuestión de espacio físico en casa y por una cuestión económica. Fue la decisión más dificil que he tomado en mi vida, me sentí fatal durante mucho tiempo y eso que nos aseguraron que tenían otra familia para acogerlos. Y después llegó Ander.
Ya os he contado como ha sido este primer año, complicado y gratificante al mismo tiempo.
Si tuviera que hacer una valoración general de este año es que realmente nosotros no enseñamos a Ander si no que ha sido él quien nos ha enseñado a madurar.
Con Ander he aprendido a vivir como quiero sin importarme las opiniones de los demás, con Ander he recordado algo que sólo hacía con los amigos de la infancia: lo bonito que es abrazarse, mostrar cariño físico cuando aprecias a alguien, con Ander he aprendido que no merece la pena discutir, la ignorancia es osada y es imposible eliminar sus estereotipos, con Ander he aprendido que se puede conseguir todo si no desistes, con Ander he aprendido a relajarme en las situaciones dificiles no merece la pena enfadarse pierdes mucha energia. Gracias a Ander se abrieron otras puertas que me presentaron a un montón de gente maravillosa, pero también me mostró la belleza de gente que ya conocía y por supuesto, la maldad y la ignorancia de otros, pero todo ello fue positivo para mi, para su padre y por supuesto para el ser que más le defiende su hermana.
Al principio pense que notaría diferencias entre nuestros hijos que tendría que superar poco a poco que mi pequeño polvorón fuera una hija natural y que esto de alguna forma pesaría. Os puedo asegurar que para nada, que es mérito de Ander no nuestro el ganarse su sitio, que parir es un instante y que la convivencia es el día a día y que la genética carece de valor. Ander tiene muchisimas cosas nuestras, gestos, hábitos, gustos, hay hasta quien le encuentra parecidos y es cierto tiene muchisimo de todos, se parece a mi, a su padre y a su hermana y eso es porque es nuestro hijo y hermano.
Cuando subió a la UCI, creí que me moría sentía un dolor punzante que me oprimía era el pánico a perderlo y fui todavía más consciente de lo mucho que todos le amamos. Y si alguien hoy me pregunta si mereció la pena le respondería que amar a alguien es el sentimiento más puro y bonito que uno puede tener y eso no solo merece la pena sino que es el moctor de la vida.
Gracias Ander por estar ahí. Te queremos mucho tu papi, mami y como bien te lo demuestra cada segundo tu hermana. Y si a alguien no le gusta que triste tiene que ser su vida, rezaremos por él.
La foto es de Ander acariciando a su hermana cuando estaba en el hospital.

9 comentarios:

La Mamá dijo...

Qué sobrecogedor... Siempre me dejas sin habla y me haces pensar mucho en mi vida y en las pequeñeces que a veces la gobiernan. Son admirables todos ustedes, tú , tu marido, tu pequeña, tu hijo Ander... Feliz Cumpleaños a tu familia!!!!... Un abrazo, Paula

Maria Durga dijo...

Feliz cumpleaños! Nada mejor para Ander que ser un miembro más de esa maravillosa familia.
Enhorabuena para todos.
Estoy de acuerdo contigo, nada hay mejor en este mundo que un buen abrazo. Los hay de muchos tipos: de oso, amorosos, protectores, vitales, tiernos,acogedores, alegres, reparadores... pero nada hay más hermoso ni reconfortante que el sincero, inocente y tierno abrazo de un niño.

Bueno, despues del primero, a por muchos años más!!!

Abrazos desde el alma

Anónimo dijo...

Desde que Ander llegó hubo tíos suyos que no quisieron ni conocerlo (tuvieron que pedirles por favor que al menos les dejaran invitarle a estar con él, aunque fuera para decir que no), que le tuercen la cara en la calle, que consideran una "inmoralidad" el adoptar un niño y una "vergüenza" el que este niño tenga SD, y que le han prohibido estar con sus primos. Dicen que no saben cómo tratar a un "niño especial", cuando lo que quieren decir es un "niño enfermo", como si Ánder tuviera alguna enfermedad contagiosa.

Gracias a otros tíos, como los padrinos de su hermana, Fran y María, o su familia de Madrid, nunca ha necesitado de la gente que desde el principio le ha despreciado, ignorado y burlado de él. Ya lleva un año con nosotros, formando parte de nuestras vidas, es imprescindible su presencia y su alegría.

Nos ha enseñado qué es lo importante, el cariño sincero y no el "paripé" que tanto les gusta hacer a algunos. Nos ha enseñado más cosas en un año de las que vamos a ser capaces de enseñarle nosotros en toda nuestra vida.

Anónimo dijo...

Difícil de creer pero es así. Sin embargo, la vida pone en nuestros caminos personas maravillosas que nos ayudan a seguir adelante. Eso es lo que importa. Y por sobre todo, importa el amor que él siente de todos ustedes. Me has hecho llorar.
Un gran cariño,
Claudia, mamá de Melina (SD, desde Argentina), fiel lectora aunque no comente asiduamente.

mili-violeta dijo...

Ana bonitas palabras,no se puede esperar menos de ti.
Me has emocionado.
Ander, tuvo la mayor suerte del mundo, al encontrar los maravillosos padres que tiene.
Mil besos y abrazos.

la tia maria dijo...

Esos tíos (y alguno más) no quieren ni a Ander ni a nadie: van haciendo daño a todo el mundo y después todavía se quejan de que nadie los quiere a ellos. ¿Sabes que a nosotros nos prohiben también ver a su hijo? como pueden envenenar a un niño desde la cuna?Ellos sí que están enfermos, y sin cura.
Con respecto a Ander, sería imposible no quererlo. ¿Como se puede rechazar a un niño que sólo es un niño? alguien que nunca me miró de arriba abajo, ni me negó el saludo, ni me despreció... si el me recibe siempre con una sonrisa, cómo podría hacer yo diferencias con él? Sólo espero verlo crecer porque seguro que más de una vez aprenderé de él, igual que de su hermana, o de cualquier otro niño, porque aparte de sus ojitos, yo todavía no he visto la diferencia famosa que dice la gente que existe entre downs y el resto. No sé cómo otros pueden percibirla sin acercarse siquiera a el...
En fin, me alegro de, por una vez, haber llegado a tiempo con un regalo de cumple, y sin saberlo, jaja
Besos a los 4
(escribo en singular, pero sabeis que hablo en nombre de los 2)

Mami dijo...

Hummmm.. tu comentario me enternece como siempre que hablas de tus hijos!
Se nota desde tan lejos que Ander tuvo la dicha de "caer" en la mejor familia, que ya estaba lista para él....
Un año, como pasa el tiempo!
Oidos sordos a aquellos que quieran confrotarlos!! Uds actuan con el impulso del corazón y es lo más lindo que hay...
Feliz aniversario para esa familia tan unida y cariñosa!!!

WeN dijo...

He llegado a este blog desde el de una amiga (María, AKA la tía maría me parece, jeje), y me he sumergido durante bastante tiempo en la intimidad de tu familia.

No puedo decir más que enhorabuena por este año juntos, y que da gusto encontrar, aunque sea virtualmente a gente tan fantástica como tú y tu familia.

La mejor medicina contra los intolerantes (y te lo digo yo, que llevo mucho trabajando en un hospital!) es el no dar aprecio. Ni caso, ellos se lo pierden...

Muchos besos y saludos de parte de una nueva lectora ;)

Sara.

Mercedes dijo...

Hola, me llamo Mercedes y mi sexta hija tiene sindrome de Down. Se llama Teresa. Nos encantara que nos conozcais en
http://www.diariodeunachicaconsindromededown.blogspot.com/
Me ha interado mucho vuestra historia, porque mi hermana Esperanza ha iniciado los tramites para adoptar un niño con SD. Ella tiene 3 hijas, pero el conocer a Teresa y ver una realidad, la ha animado.
¿Como recibio la gente que adoptarais un niño con discapacidad?, supongo que las opiniones serian variadisimas.
Seguiremos en contacto.
Mercedes