31.8.07

Preparandose para el invierno


Que complicado es todo cuando lo dejas para el último día. A una niña tan pequeña, el miercoles cumplió 20 meses, es un coñazo probarle toda la ropa para saber lo que puede valer o no para este invierno. Por el momento sólo he podido comprobar que algunos pantalones le quedan demasiado cortos y que la mayoría de los zapatos le quedan pequeños. Se nota que este verano ha pegado un buen estirón.

Además hay que preparar todo para el próximo curso y con el tiempo que tenemos tampoco me atrevo a guardar la ropa de verano porque a lo mejor comienza en septiembre y dura hasta octubre, con lo raro que está el clima. Para evitar tener el armario lleno de la ropa de ambas estaciones por el momento sólo le compre unas botas de pana blanca, no valen para la lluvia pero si para el frio y soy muy lavables y unas francesitas marrones para este tiempo tan raro, estaban por menos de 10 € en el H&M, así que por el precio merecian la pena.

Reconozco que soy muy maniática con la ropa de la cria y no tengo ningún problema por recorrerme todo las tiendas del centro y los grandes almacenes en busca de un mandilón escolar para las actividades extraescolares (todavia tengo las tardes libres) . Sólo los encontré en los grandes almacenes y en Prenatal, los precios oscilan de 8 € a 16 €. Para mi gusto eran todos los modelos muy similares y bastante feos, a cuadritos azúles, había algunos en rosa, rojo o verde, pero todos tenían ese estilo retro, que parecen de escuela de postguerra, si alguien le sacara una foto a los niños en blanco y negro todo el mundo pensaría que son de una escuela de 1940. Y después las telas, nadie pensó en que los babys previsiblemente estarán sucios muy amenudo, y que podían fabricarlos con tejidos de secado rápido y que no se planchen, como la poliamida.

Al final después de tanto marear la pediz compré uno en Alcampo, el único que no era de la marca "in extenso", porque reconozco que no me gusta, tengo una chaqueta y le salieron bolitas al segundo día. No es una obra maestra pero de calidad aceptable, mezcla poliester con algodón lo que facilitará el planchado, pero me di cuenta después que no tiene el enganche para colgar que tendré que ponerlo y además hay que bordarlo.

Así decidí que bordar todo era un gasto considerable, así que buscamos letras de pegar al calor. Y como de costumbre la tia postiza Carmen nos solucionó el problema, las encontró en una tienda que hay en Velazquez Moreno 39, en Vigo, se llama Nacar, su precio varía entre 0,60 € las letras pequeñas hasta 1 € las más grandes. Cuando decidimos el nombre de nuestros hijos debiesemos pensar en este tipo de cosas. Nosotros jugamos con los dos nombres de la cria y siempre optamos por el más corto, si no sería una ruina.

Al final cuando te das cuenta, te has gastado unos 16€ en un simple mandilón, después vendrá el mandilón oficial de la guardería que ronda los 30 € , el material escolar que el año pasado ascendía unos 60 € y después otras minudencias como bordado de mudas, mochilas o de la gorra...etc. El resultado es que un bebe que va a una guardería cuesta una media de 160 €, sin matriculas y ni mensualidades.

Cada día comprendo más a algunas amigas que me dicen que cuando van al cole la economía familiar tiembla. Mi vecina se gastó sólo en libros 150€ y después todavía hay quien se pregunta el porqué la gente no tiene hijos, pues porque tiene que pagar casa, coche, niño y gastos varios y por encima todo sube menos los sueldos.

La verdad es que con este post parezco todas una marujona. Os cuelgo una foto de los zapatos ¿a qué son bonitos?


2 comentarios:

Anónimo dijo...

supermammy, cada niño el primer año de vida cuesta entre 6000 y 12000 euros. Ya puestos, tener uno de 12000, piensa todo el mundo, o comprarse un coche y dejar al niño para el próximo año. Y cuando llega a casa con la ropa sucia o rota y hay que comprar más, cuando los zapatos se quedan pequeños, cuando de la guardería dicen que hay que gastar 50 euros en material escolar del que sólo va a utilizar la mitad (con suerte), cuando hay que comprar medicinas que no cubre la seguridad social, los pañales, las cremas, las toallitas, de las que no valen cualquiera si no queremos que tenga el culo como un patatal y dolorido, cuando no duerme en toda la noche y al día siguiente hay que rendir al 100%, cuando hay que comprar potitos de una marca especial porque si no tarda el doble o el triple en comer, además de que devuelve o adelgaza demasiado, cuando dan la cita para el pediatra para la próxima semana o hay que pagar vacunas de cien euros para la meningitis, ... entonces viene Fraga y dice que tiene que meterse en la cama con las gallegas para enseñarles a tener hijos, porque más ayudas no puede dar.

ana pastor dijo...

Dudo mucho que Fraga tenga cuerpo para ensañar a nadie, a lo mejor es él quien necesita que lo cuesten o lo levanten.
Tienes razón en todo lo que dices la gente critica mucho la ayuda de los 2.500 euros por nacimiento de hijo pero si hacemos cuentas y ponemos una media de 600 euros de coche de paseo, unos 200 de cuna, otros 100 de silla auto, unos 90 de trona, unos 50 de ropa de cama, un parque o una manta de juegos otros 50, los sacos de invierno para la silla o el capazo, dos para poder cambiarlo 120 euros, el coste medio de la leche es de unos 60 euros mes, al año son 720 euros, los cereales 50 euros al año, en pañales al año vienes gastando unos 500 euros y en toallitas 120. Hasta aquí llevamos 2.600 euros, no le hemos comprado nada de ropa,un vestido de verano comprado en ALcampo, el lugar más barato de todos asciende a unos 25€, ni tampoco le hemos puesto la vacuna del prevenar que tres dosis el primer año ascienden a 270 euros y ahora hay más vacunas que no cubre la Seguridad Social, tampoco contamos el gasto en utensilios que es carismo, biberones, tetinas, vajilla infantil..., ni una bañera cuyo precio oscila en unos 100 euros o un cambiador, o las bolsos con su nombre para la guardería, o una silla o hamana....
Y un sin fin de cosas más que hacen que el precio de un niño oscile entre los 6.000 y 12.000 euros.
Y eso contando que no va a la guarderia porque el precio medio de una guardería solo por la mañana ronda los 250 euros con comida al mes, al año son 3.000 euros y eso contando con que alguno de los padres pueda permitirse el lujo de reducir su jornada y por supuesto reducir el sueldo. Porque el coste de una guardería todo el día no es asumible por cualquiera.
Sinceramente creo que todas las ayudas son necesarias porque los 2.500 para hacer frente a esos gastos iniciales son ajustados y después tenían que existir ayudas directas, como guarderías públicas, el iva de los productos infantiles que fuera del 4% como los libros o como mucho del 7% como los servicios hosteleros, las vacunas tenían que ser gratuitas y con un calendario lógico, la de la varicela ponerla a los 18 meses como recomiendan los pediatra no a los 12 como dicen la SS, en muchos paises europeos el Estado hace entrega de una canastilla a cada padre...
Es obvio que necesitamos más ayudas porque asumir el coste de un niño no es facil.