18.4.10

Mil y una cosas





Primero contaros que todos estamos muy orgullos de Ander, como cada día se enfrenta al mundo y va ganando su espacio. El sabado fuimos a un cumpleaños (cada fin de semana tenemos uno), Ander y pequeño polvorón eran los más pequeños de la fiesta. En cuanto lo vieron llegar, los monitores pretendía ayudarle, enseguida el crio les dijo: "No".
Cuando llegó el momento de las actividades organizadas, también quisieron apartarlo, eran juegos para niños de seis años, pero mi peque no se inmutó y se pusó a la cola con los chicos y lo hizó perfectamente, es más ganaron. Al final el tema de conversación era Ander y mi amiga Loli, nos atribuia todo el mérito, pero no es cierto el que ganó fue Ander, el que se esfuerza todos los días también es Ander.
Pero hoy quiero hablaros de mi pequeño polvorón, la niña ha sido catalogada como de altas capacidades, algo que realmente tiene poco de positivo porque el estado ideal es formar parte del grupo que está dentro de los parámetros mayoritarios. Además para los que creemos en el concepto de competencia más que en el de inteligencia, es absurdo la catalogalización de las personas según su capacidad intelectual. Hace poco mantenía una conversación donde pretendían explicarme las virtudes de ser "superdotado" (que palabra más horrible), en el caso de un joven que supendía muchas asignaturas frente a quien aprobaba gracias al trabajo, obviamente no llegamos a ningún acuerdo.


El único motivo de alegría de este asunto es mi parte más retorcida, esa parte de mi misma oscura que pretendo que salga lo menos posible, la parte que no para de pensar que más de uno tiene que cerrar su enorme bocaza, cuando exponían que Ander era un lastre para su hermana y que tarde o temprano la retrasaría cognitivamente. Me arrepiento de mis propios pensamientos pero no he podido evitar soltarlo.


Como no creo en el concepto de inteligencia innata porque todo lo que no se potencia se pierde y por contra soy una ferviente convencida de la inteligencia social, sé que mi hija es el resultado del Proyecto Roma y de Ander. Desde el proyecto Roma trabajamos siempre partiendo del proceso lógico del pensamiento, es decir, antes de hacer nada, hay que pensar y planificar.


Lo que mi pequeño polvorón hace es racionalizar las cosas lo que le sirve para aprender o para resolver conflictos.


A modo de ejemplo, la niña tenía grandes problemas de socialización, es muy introvertida. Desde nuestra filosofía de vida, el problema era de todos y todos debiamos resolverlo. Primero optamos por meter a la niña en actividades donde los grupos no eran los habituales (colegio), esto fue un esfuerzo enorme al tener que trasladarnos de un lugar a otro. A todas las actividades, la niña no quería ir, siempre tenía una excusa. Con el tiempo descubrió que Ander era de una gran utilidad, él era el encargado de hacer amigos y ella se sumaba a la pandilla. Cuando se quedaba sola se apartaba o buscaba a un adulto para que le presentara a los otros niños.


Así que su padre se sentó con ella y le explico que tenía que ser ella la que selecionara a sus amigos, que no debía esperar a que se le acercaran si no que debía de dar el primer paso, si ponemos en una balanza los beneficios que le aporta un segundo de atrevimiento por muy mal que lo pase, a quedarse todo la tarde viendo como los demás juegan, la decisión era fácil. Ella misma tenía que encontrar su propio método para romper con su timidez. Y lo encontró, el más sencillo y lógico, presentarse y preguntar el nombre del niño/a.


Por costumbre cada vez que va a un sitio nos dice el nombre del niño/a con los que pasó la tarde. Parece un ejercicio sencillo pero para ella fue un paso de gigante.


El ejemplo no es para nada significativo pero sirve para ilustrar que como forma de vida, buscamos siempre que ellos resuelvan solos sus problemas, pensando, analizando los pros y contras, incluso previniendo los posibles agentes cambiantes en cada situación (puede darse el caso que después de presentarse, los niños no quieran jugar con ella, tiene que tener recursos para superar esta situación nueva).


Por eso pensamos que la capacidad de nuestra pequeña es adquirida y en el fondo todo se lo debemos a Ander. Sin Ander, nunca nos hubieramos planteado muchas cosas, seguramente no seríamos tan comunicativos ni planificariamos, ni buscariamos estrategias en familia para resolver conflictos ni le daríamos la importancia que tiene el entorno por supuesto jamás pensariamos que podemos ser agentes de cambio. Si se quiere cambiar algo hay que demostrarlo teoricamente y en la práctica y esto es una consigna para todos.


Cuando decía que el proyecto es un modo de vida que afecta a toda la familia, me refería precisamente a esto, todos somos más competentes y me incluyo, porque desde mi llegada al proyecto profesionalmente he mejorado mucho porque he roto con las barreras que me limitaban y me siento segura y en la vida en general tengo más claro lo que quiero y busco cómo conseguirlo.


Actualmente tenemos que superar un nuevo conflicto, la niña tiene que controlar su ansiedad cuando algo no le sale y evitar ser competitiva, desde primera hora de la mañana quiere ser la mejor. Lo de la ansiedad no es un tema facil, el fin de semana traía tarea del colegio tenía que hacer el libro de la E, un libro de unas cinco páginas donde ellos deben recotar fotos y palabras que contengan la letra E. Es un trabajo sencillo que normalmente te lleva un par de horas, pero no en nuestro caso, el viernes desde que lo trajó teníamos que pensar palabras con E, aprovechamos cualquier momento, en el coche camino a casa, cenando, antes de acostarse....etc.

El sábado comenzamos la tarea, pero ella no quiere hacerla con palabras impresas en una revista, quiere escribirlas y las palabras que se le ocurren son por ejemplo: "espantapájaros", ademas quiere dibujos , recortar y pintar.

Así que el sábado y el domingo estuvimos haciendo el libro de la "E", el problema se nos planteó con la palabra "elefanta" (para evitar el lenguaje sexista usamos mucho los femeninos), no era capaz de dibujar la letra "F", ninguna valia. Se pone nerviosa, le crea ansiedad, comienza a llorar y lo más importante todo el proceso de "Pensar-planificar-actuar" se fue por la borda. Tuvimos que parar hasta que a la noche vino la abuela Pepa y le explicó un método para hacer la letra que aunque no muy convencida le calmó su ansiedad.

Os cuelgo una muestra del libro, los dibujos los pintó ella, que reconoce que lo podía hacer mejor pero que lo importante era escribir (su escala de prioridades también la tiene clara) , de algún dibujo también es autora, los cortó, los pegó y escribió las letras. Para cuatro años no está mal de todo.

4 comentarios:

Graciela dijo...

Ana muchos niños son tímidos a esa edad, otros hacen amigos enseguida.
La mayor es tímida, la menor se hace amiga inmediatamente, hoy son grandes y sigue igual.
La mayor tiene un CI normal, la menor superior, Carla ha sido abanderada, Lucy se ha llevado montones de materias y he estado junto a ella cuatro horas al día tratando de encontrar métodos para que salieran las cosas y no se frustara.

Creo que eso que dices que Ander les cambió la vida para bien, es así!

No me gusta lo de superdotados, a Carla la querían pasar de grado porque era una niña que aprendía velozmente, pero no ella debía ir con chicos de su edad, a una escuela común...no ha sido mala la elección, es feliz y común como todos sus compañeros de la uni.

Besos y abrazos :)

De otra mamá "holandesa" dijo...

Hola Ana,
Me encanta tu blog. Déjame decirte que eres una mamá extraordinaria y que tienes dos hijos preciosos, enhorabuena.
Estoy de acuerdo contigo en que lo importante es la "inteligencia social" (también llamada "inteligencia emocional"). Pero eso no quita que sea maravilloso y genial lo que tu pequeña es capaz de hacer con sólo cuatro añitos! La "inteligencia cognitiva", como la llamas, es un don como otro cualquiera, como por ejemplo, la belleza. Es algo que nos viene dado sin esfuerzo, pero también sin haberlo pedido. Lo importante es aprender a valorarlo y hacer buen uso de ello, no crees?
Un saludo.

NOELIA dijo...

Sin duda me quedo con Esponja y el Erizo. Lo de Esponja debe ser por deformación maternal, porque a Manu le encanta Bob Esponja, le pones la canción y es como si le dieras anestesia, se come lo que le eches. Me alegro de todos los progresos de esos dos campeones. Ya sabes que siempre te digo que tienes mi más sincer admiración porque no todo el mundo habría hecho un esfuerzo tan enorme como el vuestro sin saber los resultados. Besos

NOELIA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.