23.3.10

En Malaga





Aqui estoy de madrugada sin poder dormir en mi última noche en Malaga. Me encanta esta ciudad y me cuesta mucho irme. A pesar de que el viaje se hizo un poco durillo con dos niños tan pequeños, lo pasamos bien, disfrutando del placer de ser padres y de estar en familia.
Ayer pasamos toda la tarde en la Malagueta, que playa más bonita llena de parques infantiles en la arena, mis hijos no dejaron ni un solo columpio sin probar.
Ahora toca en ir pensando quien los va tranquilizar, como vamos a volver a las rutinas diarias, los dos están nerviosos especialmente Ander que parece que le han puesto pilas recargables que no se agotan nunca.
Como todas nuestras visitas a Malaga tienen algo que ver con el proyecto Roma, esta vez fuimos a una entrevista individual para poder evaluar la situación de la familia en estos momentos del proceso. Como es obvio el informe no lo tenemos pero si que ya sabemos por donde continuar trabajando, ahora nos vamos a centrar en el habla, aunque personalmente y de acuerdo con el doctor Melero, seguiremos trabajando "las normas del juego", estos días aproveché mis vacaciones para jugar mucho y más o menos ya tenemos controlado el escondite inglés, o el corre que te pillo, las carreras, el pañuelo ....La ventaja de tener una hermana mayor es que estamos informados de todos los juegos del colegio.
Aunque no puedo afirmarlo, creo que Ander ha sido una grata sorpresa para el doctor Melero, también es cierto que él lo conoció cuando nuestra vida era una esclavitud corriendo de un lado para otro en distintas terapias y la verdad con muy pocos resultados.
Recuerdo que hacia un año de nuestra primera entrevista, Ander iba a estimulación, al fisioterapeuta, a natación y a unas cuantas actividades más. El nos preguntó ¿cuántas veces disfrutabamos juntos en familia?, ¿cuántos días al mes saliamos en pareja?, ¿cuánto tiempo teníamos de ocio?....La respuesta a todo era "nada o nunca". Nos explicó que no hay mejor forma de aprendizaje que la normalización de las conductas y la verdad para nosotros ha sido lo mejor que nos ha pasado nunca.
Al mes de ir al proyecto Roma por primera vez, Ander no llevaba pañal, a los dos meses comenzó a vestirse solo, a los tres a comer solo y a los cuatro a pinchar la comida. En todo este tiempo, Ander ha ganado autonomía, se siente un miembro igual en su familia, participa y colabora en todas las actividades de casa y lo más importante se ha integrado con nosotros superando sus miedos al abandono y las situaciones traumáticas de su proceso de adopción.
La primera vez que fuimos al Proyecto Roma, hace una año, llevaba un bebe de no más de tres meses, en esto coincidimos todos los que lo conocieron, incluso se planteó la posibilidad de que el niño tuviera algún daño neuronal, su edad cronológica eran dos años. Ahora tengo un niño de tres que en relación a sus compañeros hay cosas especialmente de autonomía personal que va por delante de otros niños de la misma edad y otras como en el lenguaje que comenzamos a soltarnos. Pero mi hijo tiene tres años, con las cosas de un niño de tres años.
Algunos pensaran aún asi que mi hijo tiene algún retraso, me da lo mismo, Ander en menos tiempo que otros niños, en solo un añito, porque está claro que durante el tiempo que estuvo en el orferinato la estimulación fue poca o ninguna además de los problemas afectivos que traía, el niño ha aprendido a andar, a comer, a beber, a succionar,a vestirse, control de esfinteres, a correr, a saltar, a hacer la voltereta, a relacionarse, a montar en triciclo, ....
Este fin de semana, prometo colgaros los nuevos proyectos de trabajo de la familia, pero por hoy simplemente os dejo unas cuantas fotos.

8 comentarios:

mili-violeta dijo...

Ana ¡¡que bien!! cuanto a progresado Ander,me alegro mucho.
Ander tiene mucha suerte, les a tocado unos super papis y una super hermana.
Haber si en otra ocasión que vengas a Málaga me avisas y nos podemos ver a medio camino,vivimos a dos hora o poco más.

Un beso muy fuerte.

Anónimo dijo...

Ana, como siempre te digo: mi más profunda admiración. Y tooooodas las felicitaciones para el principito. Las ha llevado muy duras y ha salido adelante como un campeón.
Ah! si encontrás la forma de sacarle las pilas, avisame así lo aplico a Meli! jajajaja
Besotes,
Claudia, mamá de Melina

NOELIA dijo...

Olé por ese muchachote que se está abriendo paso con fuerza. Mucho ánimo porque vuestro esfuerzo está claro que merece muchísimo la pena. No hay más que verle. Besos

Lucía dijo...

Bravo por Ander y su hermosa familia!!
Bellísimas las fotos del viaje!!
Un abrazo para todos.

Graciela dijo...

No olvido nunca algo que colgaste sobre el doctor Melero y tiene toda la razón del mundo :)

Ander ha debido pasar por el abandono, lo ha superado muy bien y tiene a la Princesa de sus sueños y unos papis enormes en amor!

Besitos a todos!

AGUSTIN Y ANDREA dijo...

Felicitaciones porque las fotos hablan por si solas de todo lo que contas Ana. La verdad que nada mejor que uds le pudo pasar a Ander, gracias a Dios que los encontro a uds que son unos padres y una familia ejemplar. Besos y a seguir adelante

pau dijo...

Entiendo que te cueste irte de málaga,a mí me ha costado un riñón y medio del otro irme de cartagena...
bikiños

Mitchelthetiger dijo...

Enhorabuena por todos los avances! y por el trabajo bien hecho, aprendo un monton de vosotros.
Un beso