21.11.09

La recuperación


Esta semana ha sido de locos, una más sin colegio. Mi pequeño polvorón fue a clases el miércoles y el jueves de nuevo recaida. De madrugada apareció en nuestra habitación, roja como un tomate gritando que tenía miedo que la habitación se movia. Enseguida me di cuenta que tenía muchisima fiebre, creo que es la vez que la he tenido más alta, como de costumbre le di el dalsy pero tardaba demasiado en hacer efecto. Me asusté mucho.

El pediatra nos dijo que era una infección de garganta, suponemos que la niña estaba debil de las dos semanas de gripe y recayó. Le han dado antibiótico pero lo vomita.

De todas formas hoy parece estar mejor, no tiene fiebre y está animosa y con ganas de jugar.



Ander por contra, el jueves estaba ya recuperado y hoy por la mañana está como una moto, no hay quien le pare, parece que ha recuperado todas las energias de golpe, incluso que absorvio las de toda la familia.

Que conste que esta gripe, virus, bacteria o gripe A, no tenemos ni idea, nos afectó a todos, a unos con más virulencia que a otros pero hemos pasado dos semanas de pena, sin casi poder movernos.

Al final, parece que es verdad que este invierno viene duro. La semana que viene los niños se incorporan al cole y a su vida normal.

Pero esta semana que entra ya promete ser una locura, tenemos mucho trabajo y por encima el fin de semana vamos a Malaga, al proyecto Roma y tenemos que llegar el domingo porque el día 29 es el cumpleaños nuestro pequeño polvorón, cuatro años ya como pasa el tiempo. Esta año le vamos a celebrar una fiesta con sus amiguitos en un parque de bolas, en mi proximo post os contaré como fue la experiencia, es la primera vez que organizamos un acto así. Siendo sinceros todo el trabajo ha recaido en papá, yo poco hice.

Papi se merece el premio al mejor padre del mundo, por nuestras circunstancias personales, esta temporada se está haciendo cargo de los niños, es quien los viste, lleva al colegio y los recoge, habla con los profesores, se organiza para todas las actividades extraescolares, va al medico con ellos...etc. Es un lujo el tener a mi lado una persona tan maravillosa como Pablo (supongo que no es correcto que lo diga yo).

Para el proyecto Roma vamos muy poco preparados, siendo sinceros esta temporada hemos trabajado muy poco, incluso los acuerdos de horarios no se han cumplido. Todo en nuestra vida esta un poco revuelto, tuvimos que dejar nuestra casa, mudarnos temporalmente a la de la abuela, adaptarnos a los cambios, después vinieron los gripes varias y los papeleos varios por la legalización de Ander. Supongo que todo esto tampoco es excusa, estamos obligados a invertir el tiempo necesario en la educación de nuestros hijos pero estamos tan cansados que resulta dificil organizarse como es debido.




4 comentarios:

Graciela dijo...

hola a todos en la casa!!!

No es gripe A sino una gripe o un virus sabe la ciencia y los bichitos!!!

Tesorito, debía volar de fiebre...ahora andamos con todas las energía todas jajaja...los niños se reponen facilmente, los adultos quedamos destrozados.

Si que está bien que digas que Pablo es un papá con todas las letras, pocas veces -por estos lados- cumplen la función como corresponde...eso hace Pablo que los niños te tengan total confianza como a mamá, puedan contarte todo, preguntarte.

Ana es complejo trabajar fuera del hogar, compatibilizar las tareas, no se hagan problema, irán creciendo preciosos y felices...son tan pequeñitos aún, para mi eran bebés a esa edad...el pediatra amigo dice hasta los 4 años son bebés, luego niños.

Me costó muchísimo el primer día en el jardín de la escuela: a mi, ellas saludaban felices de la vida!!!

Mientras tanto hasta los 4 años, siempre con una compañera de ayuda en los cuidados...también me iba con culpa al trabajo.

Ahora son grandes y me pregunto para qué tanta historia que me hacía en la cabeza...buen domingo, mejor semana y los besos!!!

mama de patu dijo...

que suerte que esten mejor ,besitos silvia del blog niños especiales ayudemoslos

Anónimo dijo...

Me alegro muchísimo que estén mejor.
Cariños,
Claudia, mamá de Melina

NOELIA dijo...

A ver si poquito a poco vais normalizando y recuperando fuerzas. Mucho ánimo y muchas felicidades a la princesita de la casa.