10.1.08

Una madre que no sirve para quedarse en casa


Por cuestiones físicas, continúo sin poder moverme, hoy hace seis días que estoy encerrada en casa y cada día soy más consciente de que no sirvo para esto. Se me caen encima las paredes, me corre adrenalina por el cuerpo, quiero salir a la calle, formar parte del mundo. Tengo ganas de ir al trabajo, llevar a los niños a la guardería, tomarme el cafecito de la mañana con mis amigos.
Si algo tengo claro en esta vida es que no sirvo para ser una ama de casa, a pesar de tener dos niños tan pequeños que necesitan bastante dedicación. Necesito tener mi propio espacio.
Desde luego me resultaría duro ser una mujer con dedicación exclusiva a su casa y a sus hijos.
Esa sensación de independencia que me otorga el trabajo, el tener unas relaciones sociales ricas hace que tenga ganas de hacer cosas. El quedarme en casa me produce una gran ansiedad.
Lo tengo claro, al octavo día si no se me calma el dolor, me voy al hospital y me da lo mismo si me dan calmantes via catéter, yo salgo a la calle.
A mi madre le obsesionaba que su hija entendiera la importancia de trabajar fuera de casa. Es cierto, que mi madre no valoraba tanto la riqueza social que te aporta como la importancia que le daba a la independencia económica de la mujer. Siempre me llamó la atención que le diera tanto valor a la circunstancia de ganar su propio dinero siendo una mujer nacida en una época donde su salario la manejaba el marido y por ley no podía poseer cuentas bancarias ni bienes de su propiedad. Pero tengo que agradecerle que me inculcara ciertos valores.
En algunos momentos de mi vida tuve la sensación de que mi madre me exigía demasiado, ella tenía la idea de que una mujer tiene que ser el doble de buena que un hombre para que se la valore en igualdad de condiciones. Y es una gran verdad y una triste realidad.
Aunque las cosas cambian, todos los esteriotipos ligados a las mujeres crean un falso concepto sobre nosotras. Personalmente me meten miedo algunos colectivos cuando hablan del rol de la mujer, ese papel que se supone vital para la sociedad de madre y esposa.
Ante todo soy mujer trabajadora e independiente, soy madre y el término esposa me suena a carcelario, prefiero ser pareja.
El otro día en un foro de los vecinos del pau, se debatía sobre la discriminación a ciertos colectivos como el homosexual. Y es cierto, que esta es una sociedad que avanza, pero lentamente, yo exponía que si mi hijo es gay, muchos le criticarían, le rechazarían, no lo entenderían.... Pero si el pequeño polvorón decidiera ser camionera el resultado sería el mismo.
Y lo que más me duele es que el problema tiene un origen claro que es la educación, especialmente la de las madres (durante años fueron las únicas educadoras) que generación a generación transmiten conceptos erróneos, anticuados y machistas a sus hijos e hijas por lo que la situación no cambia. Cada vez que oigo a un hombre fanfarronear sobre lo macho que es o sobre como será su señora con su virginidad y su pata quebrada, me acuerdo de su madre y me da una pena horrible pensar que esa es toda la cultura que le pudo inculcar y que pobres tuvieron que ser sus vidas perdiendose tantas cosas maravillosas.
Me gustaría que mi pequeño polvorón aprendiera a vivir en libertad, que siempre tuviera opciones, que tenga un buen nivel cultural porque eso aporta una visión amplia sobre el mundo, que viaje, que conozca culturas distintas, que pueda independizarse lo más pronto posible, es bueno vivir solos, que trabaje en lo que le guste y el trabajo no sea sinónimo de esclavitud.Que entienda que no es obligatorio, casarse ni ser madre, que no tiene roles predistanados por ser mujer. Una mujer es igual a un hombre.
Se nota mucho que paso tanto tiempo en casa que comienzo a deliriar, pero como estoy en cama todo el día, no puedo evitar poner la televisión y encontrarme con los debates sobre la manifestación del foro de la familia. Y cada vez que escucho a este colectivo, que se consideran portavoces de todas las familias me entra pánico, cada vez que les oigo hablar sobre el papel destinado a la mujer me meten miedo. Desde luego no quiero ni para mi ni para mi hija nada de lo que esta gente dice y me molesta porque parece que todas las familias pensamos lo mismo salvo los "raritos de los gays" ( sinceramente pienso que os llamen "raritos" es algo más que positivo).
Y me parece mal que en un pais como el nuestro, se supone que somos un pais democrático se de coba a estas organizaciones que lo único que pretenden es acortar derechos. Porque en España se les permite vivir de la forma que quieren y el que se amplien derechos a otras personas no significa que se retiren los suyos. Después de tanto escucharlos lo único que me quedó claro que su pelea es una cuestión semántica, simplemente discuten sobre el significado de los términos y quieren que se limite el concepto de matrimonio o de familia.
Si el debate es una cosa tan estupida porque el lenguaje, en si ,es aleatorio, Personalmente puedo plantear que las parejas casadas por lo civil o las parejas sin hijos tampoco se llamen matrimonio, o que el término familia sea exclusivamente de aplicación a las familias numerosas.
Esto pasa por una falta de cultura general y de cuarenta años sin formación.

1 comentario:

CresceNet dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my site, it is about the CresceNet, I hope you enjoy. The address is http://www.provedorcrescenet.com . A hug.