1.6.07

Ya cumplió 18 meses. Una étapa de cambios


Nos olvidamos de la fecha pero a finales de mayo el pequeño polvorón cumplió 18 meses.


Sin duda es una edad significativa porque ha dejado de ser un bebe. Se está poniendo más exigente cada vez. A medida que pasan los meses intenta afianzar su propia personalidad, tener identidad propia. Está muy confundida acerca de sus sentimientos de independencia.En un minuto quiere hacer todo sola y al siguiente quiere ser un bebe en brazos de papa y mama. Por eso surgen muchos conflictos, la niña está en una étapa de tránsito y cada vez es más importante el trabajo de contener los sentimientos que le hacen perder el control.


Comenzamos con la étapa de las rabietas cuando no consigue algo, por nuestra parte tomamos la decisión de mantener la calma y esperar a que resuelva el problema por si sola.


Estamos en la fase de explorar todo lo que le rodea, ahora quiere correr y escalar, así que las caidas son casi a diario.


Dentro de sus últimos logros está que camina hacia atrás, comienza a usar frases, usa la cuchara, comienza a señalar y a nombrar las partes de su cuerpo, además empieza a jugar con otras personas y cada vez más se interrelaciona con otros niños, lo imita todo,...Ha dejado de estar tan empadrada, cada vez son menos las ocasiones que intentan llamar la atención de su padre. Cuando salimos a la calle nos coge de la mano a los dos.


Sus movimientos son más coordinados y sus bailes tienen hasta coreografía. Es curioso, como nuestra hija siempre anduvo posando todo el pie como los adultos, no se si tendrá mucho que ver, pero pensamos que el habituarla pronto al zapato y el usar un calzado adecuado para esta nueva fase, ayudó bastante.


Sobre el uso del lenguaje si se notan los avances a diario. En una investigación de las universidades Temple, Delaware y Evansville, en los Estados Unidos, que se publica en el número de marzo/abril de la revista Child Development (Desarrollo Infantil), aporta unos datos muy interesantes, como los niños con 10 meses cuando comienzan a balbucear, ponen "una etiqueta" a los objetos que más les gustan, "...Destacan que "los bebes están escuchando nuestras conversaciones y tratando de aprender palabras mucho antes de poder decirlas. También aconsejan que cuando les hablemos a nuestros hijos pequeños lo hagamos sobre cosas que les gustan a ellos y no sobre las que nos gustan a nosotros." . En el mismo estudio se dice: "Los científicos también destacaron que alrededor de los 18 meses el interés de los chicos cambia. Comienzan a aprender palabras de forma diferente, fijándose más en lo que le interesa a la persona que les habla" (http://axxon.com.ar/not/160/c-1600233.htm). Intentan agradarnos.


Por consiguiente, a los 18 meses del bebe los padres y cuidadores somos un referente para el lenguaje del niño, por eso es muy importante que comencemos a jugar aprendiendo palabras y su significado.


Dicen que sobre los 18 meses, el niño comienza a comer menos, no es nuestro caso. Nuestro polvorón come de todo, el biberon lo toma sola. Combinamos la comida sólida con la papilla. El pediatra nos dijo que la comida sólida se debe introduccir cuando tiene todos los dientes, más que nada porque su estomago esta habituado a las comidas trituradas. Pero aún así nuestra peque come algunos sólidos que se mastican facilmente. Le gustan los sabores fuertes y últimamente no quiere dulces, prefiere el pan a las galletas.


Por el momento seguimos dandole comida casera, sin sal y para la merienda hacemos potitos variando de frutas y para cenar leche. No le retiramos la leche en la cena, todavía porque su consumo es una buena forma de que obtenga suficiente cantidad de proteínas y calcio, además siguiendo las recomendaciones del pediatra le damos leche entera (nunca debe de darse antes del primer año de vida), que le aporta la cantidad de grasas necesarias. Todos los estudios informan que a los niños no se le deben retirar los ácidos grasos antes de los dos años, son fundamentales para el desarrollo cerebral del bebe. Muchos pediatras te recomiendan que compres leches enteras ricas en hierro, basicamente porque el consumo del hierro es imprescindible y se absorve mal con los lácteos. Pero el mantener una dieta equilibrada resuelve todos los problemas. Os cuelgo este enlace que es bastante orientativo: http://www.kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/ida_esp.html.
Y este fin de semana nos vamos de viaje, a casa de la abuela necesitamos recargar pilas y como a todo el mundo unos mimitos no le vienen nada mal.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí te dejo el link original al artículo que indicas (para que no parezca que lo que dices es ciencia ficción, ya que Axxon es una revista de CF):

http://www.lanacion.com.ar/Archivo/nota.asp?nota_id=791106

ana pastor dijo...

Muchas gracias por tu colaboración