13.7.10

CAMPEONES DEL MUNDO, MUNDIAL



Otro día os cuento las aventuras de esta última semana que fue muy familiar. Pero hoy a parte de felicitar a todo el mundo por el campeonato de fútbol, aprovecho la ocasión para contaros como lo vivimos nosotros.


El partido lo vimos en la calle, en una plaza en Viana do Castelo (Portugal) donde pasabamos el fin de semana. Tengo que reconocer que no le he pillado el gustillo a esto del fútbol y para mi los partidos son demasiado largos. La cámara municipal de Viana do Castelo colocó una pantalla gigante y allí, sentados en el suelo estabamos las dos aficiones: la holandesa y los españoles. Todos en silencio, con buen rollo.


En una ocasión de peligro de la naranja mecánica, me puse aplaudir con los seguidores de Holanda, para mi Casillas hizo un paradón, pero la gente se me quedó mirando, debieron de pensar esta española está como una cabra, menos mal que en la repetición quedo claro que nuestro portero metió el pie. Gracias a este incidente pase de ser una ignorante en temas de futbol a toda una experta, ¡que manera de engañar!.


Desconozco como retransmitieron el partido en España, pero la TV Portuguesa repetía mucho las entradas y las malas maneras especialmente de la primera parte, tomé la decisión de llevarme a mi niña a jugar a un parque, Ander como gran seguidor del deporte rey se había dormido en los himnos.


Siempre les insisto a los niños en que el deporte es compañerismo y esfuerzo y lo que estaba viendo no tenía nada que ver.


Y llegó el final del partido sin gol, así que nos marchamos a cenar, los niños cuando tienen hambre no entienden de mundiales. El restaurante tenía dos pantallas con la prórroga. Cuando ya daba todo por perdido, llegó el gol y me emocioné.


Nunca he sido de banderas y me encanta el mundo como lugar para vivir, pienso que todos los rincones tienen su encanto, pero reconozco que un gol me hizo sentir española, no por un acto de patriotismo sino porque de aquí son mis origenes, pero especialmente porque ese gol hacia feliz a mucha gente que quiero. Pensé en la abuela Pepa que lloraba de alegría, en mi familia en Madrid que tardó muy poco en sumarse a la fiesta, en mis padres que están pasando un mal momento por enfermedad de un familiar y a los que había llamado al empezar el partido y estaban sumidos en su propia tristeza. A mi padre que le encanta el futbol ha esperado mucho para disfrutar de este logro deportivo y cuando lo llamé por la noche, estaba contagiado de la alegria de un pais. Me acordé de mi abuela que murió con 98 años y sin perderse un partido del celta ni de la selección, pensé en todos los compañeros de clases de mis hijos que estaban nerviosos antes del partido y que le enseñaron la canción"Soy español...".


Pensé en todos nuestros niños (Agustin y Mario, Mese, Violeta, Arturo, Teresa, Anna, Manuel, Lucas. Loli....y en esta ocasión hay que hacer una mención especial al más valiente de todos Mitchel que defendía la roja desde Holanda, http://mitchelthetiger.blogspot.com/), como iban a disfrutar esa victoria.

Por un segundo desee estar con todos mis amigos en la cafetería Alba, que con Merchi a la cabeza, debían estar montandola muy gorda.

Aunque no me gusta el deporte rey, por unas horas también me invadió la alegria colectiva. Me encantó compartir ese momento con nuestros vecinos y hermanos los portugueses, quienes el sábado ya estaban convencidos de que ganabamos y decían: "Mañá unimonos a festa dos españois".

Lo único que empañó la celebración es que la gente extrapola un juego a la realidad. No me gustó que se criticara la celebración, como si en otros paises que ganaron con anterioridad no lo hubieran celebrado o los que lo ganen en el futuro no vayan hacerlo. Tampoco me gustó que el juego agresivo de los holandeses en la primera parte se llevara al terreno de lo personal. Cuento como anécdota, que mi hija al final del partido estaba cansadisima y un poco repugnante y otra niña le dijo: "Pareces holandesa". Me sentí obligada a intervenir, a explicarles que los jugadores holandeses salieron al campo con una gran presión, mayor que la nuestra que al fin y al cabo ya nos sentiamos ganadores simplemente por estar en la final, por contra para Holanda esta era su tercera final. Les hable de todas las cosas que les gustarían de Holanda, que es uno de los paises más pequeños del mundo, de las flores, de las bicis, los zuecos con tacón, que se encuentra bajo el nivel de mar, de San Nicolás, del día de la Reina....Les expliqué que fue un pais pionero en derechos mientras en España teníamos una dictadura. Después de esta frase y quiero pensar que por efecto colateral de la globalización las niñas decidieron que a partir de ahora defenderían a Portugal.


Así que nuestra victoria en el mundial, finalizó con el siguiente estribillo: "Soy español, español, español..., VIVA PORTUGAL".


Tengo que reconocer que Portugal es un país maravilloso y que es cierto que "Quen no veu Lisboa non veu cousa boa".

Ahora todos a apoyar la candidatura ibérica para el mundial del 2018 (http://www.candidaturaiberica.com/).


Otro día os cuento lo bien que lo pasamos en Bracalandia.

9 comentarios:

mili-violeta dijo...

Pues sí amigos!! eso somos "CAMPEONES DEL MUNDO".
Espero esteis disfrutando del verano.
Besos.

Alicia dijo...

nosotros lo vimos en la iglesia , jaja si, lo se suena raro,pero tenemos una pantalla y con el proyector ahi lo vimos, comimos, y hasta algunos nos dormimos ja, pero la final me desperte para el tiempo extra y para el gol, elias estuvo muy agusto viendolo un rato, pero el sigue prefiriendo a mexico, aun y con que hayamos perdido desde hacia tiempo, pero el es feliz echandole porras a su equipo. je.

saludos!

Graciela dijo...

Pero cómo no disfrutar de semejante hermosura! por primera vez España gana un Mundial! imagino la cantidad de gente con esa esperanza.

Snif snif el día que perdimos, un gran dolor de cabeza me pegué, era ficticio ¡no fuimos mejores!

Besitos a los principitos :)

NOELIA dijo...

Pues Manuel, también como buen futbolero aguantó hasta la 2ª parte, después mientras Casillas levantaba la copa el tío como una cesta, eso sí con su camiseta de campeones Sudáfrica 2010, como debe ser.

Anónimo dijo...

Por casa, al quedar eliminada Argentina, empezamos a gritar por España. Es que tenemos la doble nacionalidad, y un pedacito de nuestro corazón por allí. Así que nos alegramos muuuucho cuando ganó. Meli gritaba "Goooooool, Aña!!!!".
Nuestras más sinceras felicitaciones!
Cariños argentino-españoles,
Claudia, mamá de Melina.

María mamá de Javi dijo...

Jajaja, me ha encantado leerte, que bueno lo de la celebración de la parada de Casillas y Ander dormidito desde el principio.
La verdad es que fue un día muy especial, Javi no se enteró de nada pero Belén disfruto mucho.
100% de acuerdo contigo, Lisboa es una maravilla.
Besos

isabell dijo...

Felicidades! Nos encantó verlos ganar. En verdad lo merecían por lo bien que jugaron!! Y a los papás de esos hermosos niños, tambien felicidades, porque en verdad tambien lo están haciendo muy, muy bien! Que disfruten el verano con sus hermosos hijos! Que maravilloso lo del campamento!

Mitchelthetiger dijo...

Ana, nosotros lo disfrutamos muchisimo, oye que no entiendo la relación de Mitchel y holanda!!, el papa de Mitchel es inglés, no te abras confundido de nacionalidad!! jjjaaaa, Un besote

La Sonrisa de Arturo dijo...

Nosotros disfrutamos un montón. Arturo con cara de alucinado asomado a la ventana escuchando y viendo el jaleoo...y aplaudía.