11.5.10

Al fin


Perdonar por pasar tanto tiempo sin escribir pero la semana pasada fue una locura, es más casi no vi a mis hijos. Me pasé toda la semana soñando con unos días de vacaciones para dedicarselos a mi familia y a dormir mucho, mucho y mucho.
Hay temporadas que se me acumula todo y me sale humo por la cabeza. Pero hoy quiero hablar de cosas alegres: "ANDER, POR FIN,SE ANIMA A HABLAR".
Ayer estaba como una moto, cantando, utilizando el lenguaje como instrumento de comunicación y ademas no uliliza palabras sueltas, sino que quiere crear frases. Durante el baño demandaba mi atención:"mamá nadar", "mamá tapa", al salir me pidió permiso para ir a jugar: "mamá, jugar ¿si?", si me hubiera pedido las llaves del coche, se las daba con tal de que hablara. A la hora de cenar, siguiendo los consejos del doctor Melero, cada uno cuenta que tal su día, Ander fue muy conciso, a la pregunta de papá si la profe le riñó fue claro "SI", "Faima mal" (Fátima mal), lo que también nos alegra mucho porque significa que su profe Fátima le da caña.
Lo mejor de todo, es que está eufórico, feliz y aunque todo el mundo piensa que es muy cariñoso, cosa que no es cierta, ayer se colgaba como un koala y me llenaba de besos, el niño era consciente de que yo le entendía y que no podíamos disimular nuestra alegria.
Tengo que reconocer que en el colegio le están poniendo en su sitio, buena falta le hace. Es curioso el tema del comedor, como ya conté en otras ocasiones Ander come solo y lo hace bien y estaba un poco preocupada por si cuando se quedaba al comedor le ayudaban. Algo muy bueno del colegio es que permite a los padres estar cuando los niños van a comer y uno puede verlos en su otro habitat, porque cambian mucho.
Como considero que es fundamental reconocer los errores, me confundí, según papá Ander es un traste a la hora de comer, las encargadas lo van controlando pero él quiere vivir su vida. Pablo dice que el servicio de comedor está muy bien organizado, entrando los niños por horas y edades y es importante conseguir que Ander se implique en esa rutina. El día que estuvo papí se porto mejor, pero el jueves la montó, hizo una mascarilla facial con el puré, obviamente todos le castigaron.
Desde el castigo del jueves se está portando bien en clases. La profe Fátima cuando un niño se porta muy bien le da una estrella, que se devuelve a clases si el niño se portó bien en casa. Y Ander nos ha traido la estrella y la mascota de la clase.
El fin de semana a pesar del trabajo, pude dedicarle unas horas para hacer los deberes del pequeño polvorón "El libro de la P", Ander enseguida se apuntó y cual es mi sorpresa cuando lo veo escribir la letra A mayúscula, la "O" también le sale y conocer las conoce todas, papá dice que hay que marcarse como objetivo que en verano escriba su nombre.
Las conversaciones nocturnas durante la cena,cada día son más interesantes. Nuestro pequeño polvorón nos contaba que algún día de los que se queda a comer en el colegio, el trio de amiguitas no se sentaba junto, había una que no quería ponerse a su lado a pesar de que le guardaban sitio. Mis hijos no suelen ir al comedor, pero las pocas veces que iban, la historia se repetía.
Un día papi le preguntó a la niña por qué no quería sentarse con las demás en el comedor y la niña fue contundente, mi hija y la tercera en discordia no se sientan son los niños de su clase, el grupo de cuatro, sino que se van con los mayores de cinco.
De nuevo a la hora de cenar sacamos el tema, la respuesta de mi pequeño polvorón fue: "Nosotros siempre le reservamos un sitio" (ella no mentía pero guardaba el secreto), Papá: "Pero a lo mejor tu amiga no se sienta con vosotras, porque vosotras no os sentais con los niños de tu clase, sino con los de cinco". Respuesta de mi hija: "No papá eso no es cierto, nosotros nos sentamos con unos chicos de seis".
Mi hija es un peligro y solo tiene cuatro años.

6 comentarios:

Mama de Teresa dijo...

Hola Ana.
Hoy cuando estaba en fisio, comentaba a Marivi como corregir a Teresa cuando va caminando cogida de la mano (ya solo agarrada a un dedito). Camina con las piernas muy abiertas.
Ella me decía que ahora lo que tiene que hacer es andar, animarse, que luego se corregirá.
Entraba en ese momento la logopeda, y ha comentado, "igual que en el lenguaje". Primero animarse a comunicar. Soltarse, ya tendremos tiempo de corregir lo malo, siempre, siempre, potenciando lo bueno, aunque sea poquito ya ira mejorando.
A todos nos cuestan las cosas.
Por tanto, ese es el camino. Tanto para andar, hablar, estudiar, todo. Hacerlo, y mas tarde ir corrigiendo lo que haya que mejorar.

Anónimo dijo...

Ana, creo que sentí tanta emoción al leer este post como cuando Meli empezó a hablar. Y lo digo sinceramente. Porque sé lo que cuesta esperar sus tiempos, también sé la alegría que da cuando los alcanzan. Así que, de todo corazón, deseo que disfrutes cada palabra de Ander como si saborearas un chocolate en invierno.
Ah, y por cierto, ese "polvorón" hace honor a su apodo, jajaja! Qué respuesta, eh!
Bellísima la foto!
Cariños y abrazos para todos,
Claudia, mamá de Melina

Graciela dijo...

jajaja Ana me hacer reír tanto!
Muy bien por Ander! no por la mascarilla, sino por ya saber las letras, hacer frases, muy bien!
Y la Seño Fátima bravo!

jajaja no puedo parar de reírme con las contestaciones de la Princesa, guau ya se sienta con los chicos de 6!
Recuerdas cuando íbamos a la escuela, los chicos de nuestro grado nos parecían muy infantiles, hablábamos con los más grandes.

Besos a las preciosuras del hogar :)

Alba Arroyo dijo...

Tú niña ya sabe lo que es bueno, juntarse con la gente más mayor hace que una se sienta más importante... yo lo aprendí en el instituto ¡pero veo que tu hija es más lista! Jajaja

Enhorabuena por los avances de Ander!

NOELIA dijo...

Desde luego, cada día aprenden primero, mírala que lista, con los de 6. En cuanto a Ander qué maravilla, yo lo apunto todo, porque por ejemplo lo de masticar que no teniais plan B, lo puse en marcha con Manuel y hoy se ha comido un huevo frito, que por cierto primero hacía como que no el gustaba porque claro, es más cómodo tomar papilla o bibe. Besos. Por cierto la niña un bombón.

pau dijo...

Hola ana,me alegro de la noticia,que maravilla que haya empezado a hablar,el estará encantado y bueno,vosotros,como no!!
y la peque...son un peligro,jajaj,ay que será de nosotras cuando tengan trece?
bikos
pau