29.4.09



Por aquí seguimos aunque no lo parezca por lo poco que escribo. Estos son días de mucho trabajo y de carreras para todo.
El lunes fue el cumpleaños de la abuela Pepa, no voy a decir la edad por eso de que las mujeres no tienen edad. Mis hijos querían ir a verla a pesar de que ya lo celebraramos el domingo que fuimos a comer fuera todos juntos.
Mi pequeño polvorón después de cantarle el cumpleaños feliz quería quedarse con ella a dormir, cada día están más unidas. Ander también adora a su abuela,cuando la ve va corriendo al estilo pato con los brazos abiertos para que le de un besito y después se pone todo nervioso y sale corriendo al otro extremo.
Sobre Ander contaros que cada día se suelta un poquito más hablar, pequeñas palabras, ahora ha incorporado "guapo" (no sé por qué), "zumo", "banana" y alguna más que no recuerdo. Ahora vamos a comenzar en serio la fase de obligarle a pedir las cosas, a pesar de que se hace entender perfectamente con gestos nosotros no responderemos hasta que lo diga con palabras. Supongo que todo será cuestión de paciencia, de no ceder y de insistir mucho, pero gracias a Dios al final siempre alcanzamos objetivos.
Ander ha pegado un estirón enorme y cada día tiene más movilidad y seguridad. Mantiene una relación especial con su hermana, se quieren tanto que no paran de darse abrazos y besos. Cuando uno llora el otro va corriendo detrás para consolarlo. Personalmente me llama la atención que no se peleen ni se celen. El pequeño polvorón lo proteje y vigila todo el tiempo y él se deja querer.
Todas las noches Ander intenta colarse en la cama de su hermana, no será la primera vez que por la mañana lo encontramos durmiendo todo destapado a los pies de la cama de la niña.
La verdad es que tengo unos hijos que no me merezco porque son dos joyas.
Mi pequeña está un poco nerviosa estos días, por un lado mañana va con sus compañeros de cole al Indiana Bill, es una de las cosas que más me gustan de Jesuitas que organizan muchisimas salidas, han ido al teatro, al museo..., organizan además actividades muy dispares tanto culturales como de ocio.
Pero además pronto son las fiestas del cole y mi niña baila y tienen un montón de cosas organizadas.
Ander tampoco se queda atrás en junio será su salto a la fama, su profesora de baile dice que se conoce todos los pasos y cuando quiere lo hace perfectamente, cuando no, se sienta a descansar, pero como todos los niños hay días para todo.
Bueno tenía pendiente una deuda con Gara que me entregó el otro día un premio y quiero agradecerselo y además me gustaria promocionar su estudio sobre la TEA donde pide la colaboración de todos, os dejo su enlace: http://wwwlittleworld.blogspot.com/
Pero hoy me quiero compartir con vosotros este enlace: http://sobreander.blogspot.com/, en el post "estos días" define muy bien lo que nos gustaría dejarle a Ander cuando ya no estemos aqui. Papi me has hecho llorar.

4 comentarios:

Gara dijo...

Un placer para mí entregarte ese premio. Y muchísimas gracias por promocionar el estudio, te lo agradezco de veras.

Un abrazo enorme a los 4!

La Sonrisa de Arturo dijo...

Me alegra leer que estáis tan bien. Muchos besitos para Ander y tu polvorón

Graciela dijo...

tienen los niños QUE SE MERECEN!!!...a papi le he dejado besos solo para él, es un tesorito!!!
La Princesa es una tierna, Ander otro...es bonito lo que cuentas, esos mimos, besitos y abrazos que se regalan.
Dice guapo jajaja...mira cuando diga a las chicas guapa!!!...es que le deben decir así a él!!!
Besos Ana, vos eres una gran mami, eso los niños lo perciben, lo sienten!!!

CJC dijo...

Hace poco, buzeando por Internet localicé el blog. Es de nota el análisis de colegios vigueses. La sorpresa fue al leer, que vi que mi hija va a clase con el "pequeño polvorón". Esta semana la conocí al salir de clase, es una niña super dulce. Felicidades. Un saludo del papá de Lucía.