4.12.08

El juego delclub de corazones rosas


Nuestros amigos del http://clubcorazonesrosas.blogspot.com/, que están de enhorabuena van a tener otro hermanito y sus papis están orgullosos de ellos, nos proponen que nos animemos a escribir el porqué estamos orgullosos de nuestros hijos, asi que comienzo ahora mismo y os paso el testigo al resto.
Me siento muy orgullosa de Ander porque siendo un niño abandonado en varias ocasiones, padeciendo una CIV, siendo miope, que traía problemas serios de alimentación, somatizaba su estres con pérdidas de cabello, siendo un niño con pocos motivos para enfrentarse a la vida, no se sentía querido, era un down por lo que tenía muchas posibilidades de ser carne de centro de menores, su futuro carecia de prespectivas que con 16 meses carecia de familia pasara la mayor parte de su corta vida en un centro hospitalario con bronquitis, nadie le había estimulado, no respondía ni a su nombre.
Mi hijo me hace sentirme orgullosa a todas horas porque nosotros no le escogimos si no que fue él quien tomó esa decisión. A pesar de que todo estaba en su contra, todos los días le daba un abrazo a alguien, todos los días les dedicaba sus mejores sonrisas a técnicos frios de las distintas Administraciones. Él solito convenció a todos para que se esforzaran en buscarle una familia, él creía en si mismo y su instinto le decía que con cariño podía ser alguien. Él decidió querernos a nosotros y especialmente a su "hermana mayor", él hizo el esfuerzo de comer, de atender, de obedecer, de andar, de levantarse, de aprender el baile de la guarde, de imitar, de ser el número uno poniendo gomets y haciendo puzzles. Él lo hizo todo y por encima nos dió amor, sonrisas, mil y un abrazos y lo más importante abrió nuestras mentes, nos enseñó a ser mejores padres y hermanos.
Ander viene todas las semanas con el premio de la guarde al niño que mejor hace las cosas, es el único que conoce toda los pasos del baile de fin de curso, distingue el color rojo en castellano y en inglés (es el concepto que están aprendiendo ahora) y además siempre recoge. Y como su corazón es muy grande, siempre le regala el premio a su hermana porque son chuches y no suelen gustarle mucho.
Sobre mi pequeña niña mayor, de tres años, deciros que es un ser único, que aceptó a su hermano y fue la primera en hacerle un hueco, sin celos todo lo contrario siendo su gran defensora. Siempre se enfada con nosotros: "no le riñas al niño", "es mi niño". Me hace sentirme orgullosa porque es un ejemplo de educación vaya donde vaya siempre nos deja a todos en un gran lugar. No es egoista ni celosa, a ella le gusta compartir. A pesar de su timidez le demuestra siempre lo mucho que quiere a sus seres más allegados especialmente a nosotros y a sus abuelos. Durante su étapa de guardería siempre fueron cumplidos y ahora en el cole, su profe se pasa el día piropeandola especialmente porque es muy obediente.
Mis hijos nos hacen sentirnos orgullosos porque se levantan por las mañanas tocando la pandereta y bailando como locos, porque nos dan mil besos y abrazos durante el desayuno, en la cola de los coles o cuando salen corriendo para vernos, porque no podemos evitar reirnos con alguna que otra trastada, porque en los momentos duros nos recuerdan que son lo más importante de nuestras vidas y sin ellos que triste sería nuestra existencia, porque hace que valores cosas que carecían de importancia, porque nos cuentan unas historias alucinantes de lobos, brujas, magos,....Porque con su inocencia siempre ven el lado bueno de las cosas.
Nos sentimos orgullosos de nuestros hijos simplemente porque nos hacen felices. Pero como tengo la suerte de ser hija también quiero deciros que me siento orgullosa de mis padres, de mis hermanos, de mis sobrinas, de mis hermanos politicos (que mal suena eh?) y de ser nuera porque la abuela Pepa también se merece su espacio y mis hijos la adoran. Me siento orgullosa de mi familia.
Hoy quiero poner como enlace el blog de Anna porque sus dos últimos post son muy buenos: http://www.elblogdeanna.es/

2 comentarios:

Nena, Palo, y Jesús dijo...

A ver si lo entendemos, con todo lo que ha hecho Ander a lo largo de su corta vida, y lo que sigue demostrando y resulta que según nuestros "conceptos de sociedad super-desarrollada", Ander es un discapacitado; pues menos mal, porque si llega a ser capacitado...

La "pequeña polvorón" nos demuestra como el mundo de los niños nos da continuamente lecciones de integración,aceptación, adpatación y convivencia, palabras que a los adultos nos encanta soltar a las primeras de cambio, pero que vosotros mejor que nadie sabeis lo que les cuesta a algunos aplicarlas.

Muchísimas felcidades por vuestros dos "soles"; nosotros también estamos orgullosos de ellos.

Graciela dijo...

logras sacarme las lágrimas que siempre están ahí presentes. pero de alegría!!!
No saben lo que les espera, no concibo mi vida sin los tesoros que tengo...imaginen solo imaginen.
Les quería contar de una experiencia de papás adoptivos: ya tenían una niña adoptada...llegó otra y es de ella lo que les digo...comenzó a tener olores fuertes en su cuerpito, el cabello...cambian de jabones, shampoo, continuando todo de la misma forma. Llegaron al pediatra con la consulta...qué les dijeron 'tiene miedo que la abandonen de nuevo', por eso despide ése olor.
Imaginemos a todos los niños abandonados en esos lugares que detesto y que quisiera que desaparezcan, que terminen con la burocracia...el temor a ser abandonados debe ser algo muy difícil y como las emociones no se pueden transferir no lo imagino!!!...besitos!!!