14.12.08

Divagando


Realmente este post no tiene mucho que ver ni con mi historia personal ni con mis niños aunque existe el trasfondo de reflexionar sobre ¿en qué mundo criamos a nuestros hijos?. Estos días recordaba que antes de adoptar a Ander fuimos hablar con el doctor Sousa, afamado medico de niños prematuros y a mi pregunta "¿usted adoptaria un niño con down?", me contestó que "vivir con una persona con sindrome de down te hace mejor persona". No quiero que nadie piense que soy una engreida, pero en aquel momento me dije a mi misma "ya me considero una buena persona". Tenía claro que mi familia con sus defectos y virtudes me enseñaron como valor principal el ser honrado con uno mismo. De mi marido aprendí otro concepto básico: la responsabilidad personal especialmente cuando las circunstancias no vienen de cara.
A veces somos testigos de primera fila de como se crean alianzas para anular a una persona, donde cada uno asume un papel, unos son los que van de pobrecitos, qué daño nos hacen, y otros son los encargados de hacer correr bulos para desprestigiar a alguien, acabar con su reputación todo bajo el velo de "tenemos muchas ofensas". Como se llegan a situaciones tan viles, porque se esconden las cosas como si fueran vergonzantes, son cosas que no soy capaz de entender. Alucino al descubrir que todos los medios de comunicación que existen no se usan para ser sinceros y decir las cosas como son sino para llenar el mundo de crueles patrañas.
Me duele ver como aquellos que no se meten en nada, que hacen las cosas conforme a su criterio que está dentro de todos los preceptos legales y con una conducta moral intachable se convierten en victimas, porque una persona de lo único que realmente es propietaria es de su dignidad y de su reputación, esto no se hipoteca.
Mi capacidad de comprensión es capaz de entender que en esta vida hay circunstancias que nos sobrepasan, que todos hemos pensado cómo nos gustaria que fuera nuestro futuro, que algunas personas piensan que hay cosas que vienen de hecho por la propia naturaleza humana. Puedo comprender que no ser igual a los que nos rodean es muy duro, que la gente ignorante puede juzgar esto, es triste. Y que ante situaciones así, es facil permitir la entrada al rencor en nuestro corazón.
Cuando pensaba en mi futuro cuando era niña nunca incluia un down en mi vida y sinceramente el que Ander sea down nos es un problema, pero necesité un tiempo para asimilar que me juzgaran y criticaran por ello, especialmente que metieran al pequeño polvorón en toda la historia. Pero llegado un momento tu familia es lo más importante, que no importa cuántos sois, ni cómo sois ni de dónde vienen si no que son los seres que te quieren simplemente porque son los que están a tu lado, son los seres con los que has compartido casa. Yo tengo una familia ahora que vivimos bajo el mismo techo, pero mi familia también es mi hermano o mis padres con los que compartí 20 años, ¿cómo puedo olvidar esa relación?, si en la mayoria de los pasajes de mi vida hay una imagen de ellos. Tengo la gran suerte de que viven mis padres, pero tengo más suerte todavia porque mis padres pueden disfrutar de todos sus hijos reunidos a una mesa, celebran todas las fiestas juntos y su nietos se distraen corriendo detrás de Ander porque es el más traste de todos.
Existen otras victimas inocentes en una historia: las madres porque todo el mundo tiene una madre. Y ojalá que las que ahora son madres no pasen nunca por situaciones que no esperan, ni los que son hijos vivan historias amargas como padres.
Lo que es capaz de hacer una madre por sus hijos no tiene límites. Que una madre nunca debiera de escuchar cosas malas de sus hijos y es increible la osadia de algunos que se atreven a hacerle comentarios. Las madres no tienen porque ser objetivas, sus hijos son los más guapos, los más listos y las mejores personas, tienen derecho a hablar con sus hijos con el corazón y no con la cabeza, tienen derecho a que se les reconozca el tiempo que nos han cuidado y especialmente tienen derecho a que les demostremos que sus esfuerzos no fueron en vano, que criaron una familia unida.
A lo mejor es la Navidad, o a lo mejor son mis hijos, que me hacen solidarizarme con otras personas y especialmente con las injusticias.
Pienso que la mayoria de las cosas que pasan en el mundo son el resultado de la competitividad ilógica, de que vemos fantasmas donde no hay más que sombras, creemos que nuestros enemigos son nuestros hermanos, siempre poseemos la razón y cuando nos la sacan con un discurso justificado buscamos otras para mantener la pelea viva. ¿Cuál es el fin de todo?; ¿qué se consigue?... Pues realmente una cadena que de los que nosotros cuchicheamos con otros, esos otros nos dibujen como seres desestructurados y a su vez otros de otros pensaran que son lo peor de lo peor.
Mi reflexion para estas fechas es el porqué el ser humano es tan retorcido con lo fácil que es encontrar lo bueno de los demás, por qué invertar, engañar y desprestigiar. Que todo el mundo tiene madre hasta el asesino más cruel.
QUIERO APROVECHAR LA OCASIÓN PARA FELICITAR A MELINA QUE HOY CUMPLE TRES AÑITOS Y PARA NOSOTROS ES LA AMIGUITA DE TRASTADAS VARIAS. FELIZ CUMPLEAÑOS TESORO, ( por una vez creo que llegará la felicitación con tiempo).

5 comentarios:

Graciela dijo...

mamá escribes casi con mis pensamientos!!!.
Mi hija mayor me preguntó, si cuando estaba embarazada temía tener un niño con capacidades distintas...le contesté: trabajando había visto tantas situaciones, además por herencia, que no me preocupaba...sabía que quizás tendría que enfrentarme y ahí era la hora de ocuparme, como me enseñó mi abuela.
Yo te he contado, que agradezco vivir en una comunidad donde lo diferente está presente en la escuela, los amigos, el teatro y demás manifestaciones e inclusive en el trabajo.
Es así que cuando nace un bebé con problemitas, la ocupación es decir aquí se lo puede atender o debe ser derivado...
Como en toda sociedad hay gente necia, absurda, ocupada en pavadas...pero la mayoría no lo es!!!
Tal vez en los países de mayor poder adquisitivo se ocupen de otras cosas???...tal vez así sea.
Aquí todos tenemos un familiar con distintas capacidades, un amigo, el hijo de una amiga...
Con repecto a la adopción también estaba pensado, mi salud tal vez no me permitía embarazarme normalmente...con paciencia y confianza en los terapeutas sucedió...eres una chica con la cabeza bien puesta y del chico me ocupo en su blog jajaja
Forman una pareja con mucha energía y carácter...tienen mis besitos y los abrazos fuertes!!!

Anónimo dijo...

Ana!!!! Mil gracias por acordarte de esta amiguita de Ander y Polvorón. Los queremos muchísimo y ojalá la distancia no sea un impedimento para que esta amistad continúe y podamos vernos algún día. Mientras tanto, Meli sigue imaginando y haciendo mil travesuras, igual que Ander.
Ah! quedate tranquila que llegó muy a tiempo ya que los cumplió el 15.
Beso grande, amiga. Y maravillosa tu reflexión. No hay nada que agregar ...
Claudia, mamá de Melina

Tamara dijo...

Hola amiga, sabes yo tenia una hermana con paralisis cerebral, que desgraciadamente fallecio hace ya 11 años, y te digo que nosotros la amamos tanto y era tan feliz, mis papas son maravillosos y unas grandes personas quizas por eso te dijo este Doctor esas palabras, aunque no siempre es asi tambien hay papas que abandonan a sus hijos, asi que hace mejores personas a la gente de buen corazon, nuestros hijos como sabes tengo 3 para mi son igual de maravillosos y estupendos y los quiero con locura a los 3.
Besos Tamara.
Mama de los tres mosqueteros.

mili-violeta dijo...

Ana, yo tengo un libro, "Enciclopedia de la salud" donde se habla del SD y hay un medico que dice: he tenido el privilegio de tratar a muchos niños con SD en mis años de práctica medica. Aunque diferente los niños con SD son generalmente felices y mienbros cariñoso de su familia. Muchos tienen un coeficiente de inteligencia suficiente para integrarse en la sociedad y pocos son agresivos o presentan tendencias desagradables.Desearía poder decir lo mismo de todos los niños "normales".

Besos y Felices Fiestas"

Anónimo dijo...

Ana
una amiga me ha mandado el enlace de tu blog,si no te importa,me gustaria enlazarlo ocn el mio,espero tu respuesta
soy mamá adoptiva de una niña de dos años,y ante tu pregunta,si,adoptaría un niño con down,siempre lo he soñado,fíjate...que sueños más raros los mios...
no es cosa de ser la madre teresa de calcuta ni mucho menos,si no de aprender,pues sé que tienen mucho que ofrecer,muchísimo...
pena que,por motivos económicos,soy monoparental,de moemnto no puedo plantearme un segundo hijo,ni por asomo...
paula y meseret
vigo
http://paulaymeseret.blogspot.com/No importa el color de la piel,importa el alma