20.8.08

Subnormal



Ayer me encontré en una situación bastante desagradable, alguien habló del concepto etimológico de la palabra "subnormal", que según la Rae es el siguiente:"
1. adj. Dicho de una persona: Que tiene una capacidad intelectual notablemente inferior a lo normal. U. t. c. s. La persona que repetía dicha palabra no paraba de explicar que a las cosas hay que definirlas con su nombre, "un negro es un negro no una persona de color". Y al referirse a los down comenzó a explicar que su subnormalidad depende de los famosisimos grados.
Aparte de esta gran tonteria, en un down podemos hablar de retraso, que según el mismo diccionario significa: "Acción y efecto de retrasar o retrasarse". Retrasarse: "intr. Ir atrás o a menos en algo. Retrasar en la hacienda, en los estudios. Llegar tarde a alguna parte" . Pero eso no significa que no se llegue a la meta, si no que es más lento el proceso". Por consiguiente basandonos en la literalidad de las palabras no es lo mismo subnormalidad que retraso.
Pero además sobre el significado de las palabras podemos hablar también de la relatividad de los términos y aunque dicha persona pretendía eliminar la carga negativa alegando "que hay que llamar a las cosas por su nombre", es obvio que subnormal es un término despreciativo no comparable a "negro" pero si más similar a "Puta", si "Puta" es la persona que ejerce una profesión y así hay que llamarla, según la misma Rae puta es: 1. adj. U. como calificación denigratoria, . adj. necio (‖ tonto).Si además decimos: "hijo de puta", no hablamos del hijo de una profesional del sexo, según la misma Rae es: 1. m. y f. vulg. Mala persona. U. c. insulto.
Podemos seguir hablando de más palabras y sus significados por ejemplo "Mamón", realmente es una palabra inocente cuyo único significado es "el que está mamando" o algunos términos relacionados con los árboles pero la propia Rae admite: "3. m. y f. U. c. insulto. U. t. c. adj.", nuestro querido castellano es tan rico en términos, como "carroña" basicamente es carne podrida pero la Rae también permite el significado de "f. Persona, idea o cosa ruin y despreciable".
Todas las teorías que se refieren al significado de las palabras se refieren al lenguaje como algo flexible, lleno de interpretación así a las palabras les ocurre lo mismo que a las monedas: no siempre tienen el mismo valor. A lo largo de la historia de una lengua, las palabras sufren cambios en su significado. Estos cambios, normalmente, hacen que la lengua se enriquezca.
La palabra satélite hace muchos años significaba acompañante, creo que son muy pocos los seres humanos que asocian dicho término al concepto.
Pero existe una teoría de la semántica que habla de los "prototipos" es decir, subnormal a lo mejor alguien pueden entender que es el prototipo de down o viceversa, para mi subnormal es lo mismo que gilipollas o capullo, lo mismo que puta es prototipo de mala persona, o cabrón de cornudo, o donde capullo deja de ser el botón de las flores.
Con esto lo que quiero hacer notar que hay palabras que llevan consigo una carga despreciativa inherente y que no me vale el pertexto de la fidelidad al significado.
Alguno puede pensar que me ofendió porque podía referirse a mi hijo, no, es más a Ander lo consideraba un down poco afectado porque no tenía grandes rasgos físicos. Cuando hablan de rasgos fisicos se refieren a niños con la lengua fuera que se baban, tampoco voy a matarme a explicarle que la lengua de un down es mayor y que según adquieren tono muscular esto se soluciona. Y que en la actualidad si el problema fuera muy serio hasta se operaba. Es más, me molestó que dijeran de Ander que es un down leve se nota en sus rasgos físicos. Ander es un down del tipo down, del grado down con un trastorno genético catalogado como tal. Como bien dice Pablo Pineda (primer down universitario): "Somos los grandes desconocidos, la sociedad no sabe cómo somos, ni qué mundo interno tenemos, no saben nada." "Somos personas con mucha sensibilidad, capaces de hacer muchas cosas; pero la sociedad nos minusvalora y nos aparta. El problema no está en nosotros, está en la mirada de los otros. No no nos ven como personas con sentimientos, valores, ética, moral."" A los chicos y las chicas normales los ves cogidos de la mano por la calle, ves como se dan un beso; si eso lo hace un S. D. es escandaloso. Hay quien piensa que no debemos salir ni a la calle y, por supuesto, que tengamos relaciones sexuales es una aberración. Todavía se sigue pensando que el S. D. es una enfermedad. Todo eso se debe superar.", "Yo no hablaría de grados, sino de diferencias. El discurso de los grados no existe, se lo han inventado los psicólogos con su afán por medir. En realidad, todo depende de cómo se nos vea, se nos puede ver como personas o como enfermos." (por cierto, la persona que hablo de la terminología, en un test psicológico fue catalogado como "subnormal").
Cuando a Pablo Pineda se le pregunta por sus carreras universitarias, dió una respuesta que siempre me llamó la atención: "Porque he sido casi el único en el que se ha conjugado una familia y algunos educadores que han confiado en mí, que han luchado para que tuviera un futuro y fuera independiente. Nunca me han superprotegido, me han exigido y me han dado responsabilidades. Eso que es tan escaso, la confianza, me ha hecho único.", " - He tenido la suerte de cruzarme con profesores que me han exigido como a todos, nunca me han hecho una adaptación curricular. Si a una persona la sobreproteges, la condenas de entrada, la dejas sin futuro."
Pero hay algo que es indudable e indiscutible la carga ofensiva de las palabras pueden hacer un grave daño en la evolución de las personas, continuando con Pablo Pineda: " La medida de mí mismo me la daban los demás. Cuando una señora se me acercaba por la calle y decía: "¡Ayyyy, pobrecito angelito, qué pena!", me daba mucho coraje. Pero cuando supe lo que era el S. D. me liberé, apareció el espíritu de lucha con toda su fuerza. ","Tengo recuerdos muy buenos, mis compañeros me querían mucho. Fue una época feliz. Lo peor fue segundo de BUP porque me tocaron compañero un poco pijitos, es decir, niños bien que se sentían superiores a mí. Me trataban con altivez y con desprecio. Siempre estaba solo. Aprendí lo que eran los prejuicios. Más de una vez estuve tentado de tirar la toalla", " La sorpresa de ver a un chico como yo en la universidad estaba en la cara de todos, pero me los gané; aunque al final todos desaparecieron. Siempre me pasa lo mismo: la voluntad es buena y el prejuicio grande, así que no dejo poso en la gente. Para personas como yo la lucha y los palos son mayores".
Obviamente he prohibido que mis hijos pasen tiempo con personas que utilizan estos términos, no por Ander, él tendrá que enfrentarse a situaciones así y tendrá tristemente que ponerse un caparazón y aprender a vivir con la ignorancia.No niego que me gustaría poder evitarlo, pero soy consciente de que tiene que enfrentarse a ello y que lo único que puedo hacer es darle los medios necesarios para que no se deprima. Pero quien me preocupa es el pequeño polvorón, nosotros la educamos en la integración, en la humanidad, en el amor, en la dignidad y especialmente en la capacidad de superación del individuo. Ella misma tendrá que superar sus propias limitaciones y tendrá que crear sus medios para conseguirlo.
Quiero que mis hijos aprendan que lo importante no es la aceptación social si no la confianza en uno mismo. Si entendieran esto, si fuera capaz de inculcarles una gran dosis de autoestima, especialmente desde edades muy tempranas es obvio que las adolescencias serán menos traumaticas y tendrán una mayor capacidad de resolución de las dificultades que se le presenten. Tengo un magnifico amigo que siempre me decia: "Si siendo guapo, alto, delgado, rubio de ojos azules y rico, alguna vez tienes que enfrentarte a una situación de desprecio, cuando más si no eres todo eso".
Por otro lado, estoy convencida de que la conversación deribo por estos derroteros por una cuestión muy alejada a los down. Si no que hay personas que no son capaces de sobrevivir a no ser el centro de los halagos, que hay personas que no asumen sus propias limitaciones, que si uno piensa de si mismo que es una gran persona capaz de comerse el mundo y lograrlo todo y tener un corazón de oro, pero tiene un pequeño handicap no le gustan las personas con minusvalia y eso le hace sentirse mal y le cuesta admitir que otra personas lo vivan con naturalidad, el problema ya no es el down si no la falta de confianza en uno mismo. Sinceramente el mundo esta lleno de gente con muchos complejos de inferioridad. O mejor dicho y volviando a la semántica el mundo esta lleno de narcisistas: "persona caracterizada por una baja autoestima acompañada de una exagerada sobrevaloración de la propia importancia y de un gran deseo de admiración por los demás". Fuera del ámbito psicologico, los términos "narcisismo" y "narcisista" son frecuentemente utilizados peyorativamente denotando vanidad, presunción, egocentrismo o simple "selfishness". Aplicado a un grupo social es frecuentemente utilizado para denotar elitismo o indiferencia a la difícil situación de los demás. En las situaciones de discusión, sin embargo, estos términos se utilizan para dibujar paralelismos entre las quejas sobre comportamientos centrados en uno mismo y el trastorno de personalidad narcisista más que hacia la autoestima sana.

6 comentarios:

pablo gonzalez dijo...

Poco más que decir después de leer tu post. Lo que más me ha impresionado es lo que dice Pineda: "dejo poco poso". Creo que significa "el mongolito está muy bien, pero yo he visto uno que era tonto perdido, así que es un grado diferente".

No te olvides de una cosa: las palabras no sólo definen aquello a lo que se refieren, si no también a quien las dice.

Un beso muy grande.

claudiamx dijo...

es tan dificil de definir ciertas cosas o acciones, por ejemplo antes eran invalidos despues cambiaron la definicion por dicapacitados, disfuncionales ahora son personas con capacidades diferentes igual que la de negro, despues personas de color ahora son afroamericanos... ¿quien nos guia para saber exactamente que palabra usar? sin embargo hay personas tan "cuadradas"(checa la palabra)como esa persona que se van por una definicion pero no razonan...

ya me enrede jajaja lo unico que te debe importar es lo que para ti representa ese hermoso bebe, vas a pelear con el mundo entero para tener el mejor trato para ander, pero pero quien no pelea para que nuestros hijos tengan lo mejor
yo no tengo un niño con s.d. pero no por eso me deja de molestar este tipo de personas que no pueden convivir con otras personas "especiales", creo que te platique de una tia con su hijo s.d. que le dijeron que su hijo estaba enfermo y ella les contesto que no, no tenia gripe ni nada estaba muy sano... para ella esa era la enfermedad...

bueno esto ya se hizo carta

saludotes desde mexico

dulaman dijo...

¡Cuánto daño hizo la pseudociencia de la Psicología hasta los años 60, con sus absurdos tests de "cociente de inteligencia" y las ganas de medir a todo el mundo con una regla inexistente! Pero algunos parecen estancados en la época en la que era "obvio" y "no necesitaba demostración" que los negros son inferiores a los blancos.

Los prejuicios siempre han existido y me temo que existirán, pero lo malo es cuando tratan de teñirse de ciencia y se les da una justificación de la que carecen por completo. Eso hace que el paleto de turno se crea dotado de una falsa superioridad sobre los demás.

No sé si fue este mismo Pineda al que oí una vez decir que un Down sólo es una persona que llega cinco segundos tarde. Recuerdo que pensé "¡ojalá yo llegara sólo 5 segundos tarde!".

Así que en efecto no debemos temer en llamar a las cosas por su nombre. Los "retrasados" sólo son los palurdos, patanes, ignorantes, zopencos, zafios, catetos, montunos, gañanes, incultos y necios... pero no los Down.

La Mamá dijo...

Claramente no puedo decir mucho más despues de tu post... Tus hijos, ambos, son tremendamente privilegiados, pues a pesar de vivir en un mundo de prejuicios e ignorancia, ellos serán concientes de eso!!!!!, y por ende, con una sabiduría y una capacidad de valorar la vida y lo importante que difícilmente pueden tener otros.
Recibe mi abrazo, Paula

Maria Durga dijo...

He leido tu entrada sobre los "subnormales" y no he podido resistirme a la tentación de decirte que yo siento pena de las personas que no tienen sensibilidad, no sólo con los Down, el que no es sensible no lo es con nada ni nadie.

A todo los que piensan que estos niños son subnormales, me gustaría decirles que ojalá! si, ¡¡¡OJALÁ!!! en este mundo hubiese más Downs, nosotros los "normales" en nuestra soberbia nos creemos mejores, más listos, pero ellos los DOWN son unos maestros impresionantes, son seres especiales venidos a este mundo a enseñarnos a vivir con sensibilidad, amor, ternura, solidaridad... ellos saben lo que realmente es importante y por eso quizás "llegan 5 minutos tarde" y nosotros pretendemos enseñarles algo sin reparar que ellos son los maestros del espíritu, del alma, ellos nos enseñan HUMANIDAD.

No todos enseñan lo mismo en una escuela, en una universidad, unos son maestros de álgebra, otros, de matemáticas, otros, de geografía, otros, de naturaleza, etc. etc. Nunca he oído a nadie decir que es mejor y más importante el profesor de Derecho que el de Arquitectura, por poner un ejemplo. Cada uno es importante en su área, en su asignatura. ¿Cuando aprenderemos a ver en estos niños, jóvenes y adultos Down lo que verdaderamente son?

Ánimo Ana, ni caso a las palabras de esos que como dice Dulamán son "paletos etc.etc."

Abrazos infinitos desde el alma

Anabel dijo...

Mi amigo de toda la vida, Miguel, es "chines" como él se ha llamado siempre. Uno de mis amigos más divertidos e "inteligentes" (lo entrecomillo porque es la personificación de la inteligencia emocional) Ya estamos todos cuarentones y a él le toca estar , fisicamente, un poco más mayor.No sé si Miguelillo ha sufrido el desprecio de los otras, si lo ha sufrido no nos lo ha contado y creo que se puede definir como un casi abuelete feliz.
Bicos