10.7.08

Me cuelo un ratito







Aprovechando que hoy no tenemos niños que están con la abuela y con la primita os escribo un ratito. Hace una hora que llame para saber qué tal estaban y la nena que ha dormido con su prima estuvo de parloteo hasta las cuatro de la mañana, ¿os parece normal con dos años y medio?.


Estos días para evitar pensar mucho, nos hemos puesto las pilas y preparamos el próximo curso. Compramos parte del uniforme del pequeño polvoron, tendremos que arreglar todo porque la talla más pequeña le queda enorme, parece un payaso. También aprovechamos para pasear mucho con los niños, durante la feria del libro fueron a ver obras de teatro casi todos los días. Uno de las veces, la historia acababa con dos chicas subidas a un avión de cartón piedra y se despidian de los niños porque se iban de vacaciones a Africa. Como a la nena le dijimos que su tatita se fue de vacaciones, lloraba como una loca, tuve que salir fuera de la carpa, buscar a las aviadoras y tranquilizarla un poco (foto). La niña se acuerda mucho de ella, el lunes tuvo un detalle precioso que nos sorprendió. En casa de abuela juega a ponernos a todos un gorro y con un tono de voz fuerte nos manda colocarnos en fila para ir al patio, nos reimos muchisimo. Pues a la hora de repartir los gorros, ella cogió el de la tia, no se lo puso, lo tuvo en la mano, cuando se lo pedí me respondió que "no, es de la tia" y cuando terminamos de jugar me dice. "Hay que lavar el gorro para cuando la tia vuelva de vacaciones", pobre.


Pero hoy no quiero contaros más historias tristes así que os hablaré de Ander que es el niño más jetas y vago que conozco. Desde que empezó el mes de julio sus cuidadoras son nuevas así que ha decidido no hacer nada, no ordena sus juguetes, no se pone de pie, no camina, .... de trabajar nada de nada, él les manda besitos y les sonrie mucho. Que rabia me da porque no es la primera vez que hace algo así, nos pasó también con el fisioterapeuta.Por otro lado están pasando por una étapa muy traste. El jueves de la semana pasada me dieron el susto del año, los deje solos un momento mientras el papi dormia la siesta, iba a casa de mi vecina que tiene una niña preciosa y que su hijo es uno de "los novios" de la niña porque tiene también un noviete de guardería. Al volver a casa había un olor muy fuerte como a limpia cristales. Enseguida le pregunte a la nena que me dijo: "estuve dando los medicamentos a Ander", mi cara debió ser para foto porque enseguida corrió a enseñarme lo que le había dado. En una cómoda alta de la habitación tenemos la loción de pelo de Ander y las cremas para el sol, ni corta ni perezosa vació en la cabeza del hermano toda el bote para "que le crezca pronto" y después le llenó el cuerpo con ropa y todo de crema de sol. Al pobre niño no había por donde cogerlo. Hay que reconocerle que es muy ordenadita después de usarlo todo lo colocó de nuevo en su sitio.


Y hablando de pelo, a Ander comienza a salirle, el médico dice que dentro de ocho meses podemos ver los resultados, al final el problema era un poco más grave al ser una alopecia total porque le cayeron también las cejas y las pestañas pero solucionable y por primera vez en todo este tiempo se nota que le sale pelo nuevo.


Os cuelgo fotos de estos días.

2 comentarios:

mili -violeta dijo...

Ana, me alegro de volver a leer tus historia.
¡¡Pobre Ander ya me lo imagino todo llenito de crema!!... ¡¡ay,ay!!pequeña polvoron eres una traviesa¡¡eh!!.
Sobre la flojedad de Ander,hay que exigirle,ellos por condicion suelen ser flojillos y tranquilo, jeje...así que a recoger y demas.

Como se que estas un poco mejor,en unos dias te llamo.

Besos

La Mamá dijo...

Tu hija es exquisita! Me reí mucho... Recibe mi abrazo¿si? Paula