15.7.08

La jornada única












Aunque no son ni remotamente las tan añoradas vacaciones, la jornada única nos permite disfrutar un poco más de los niños y hacer más cosas en familia. Como podeís ver en las fotos, nos dedicamos a ir al parque, hemos participado en casi todas las propuestas del Concello de Vigo, que si a la feria del libro, a las obras de teatro para niños, a las actividades de calle.... Pero también aprovechamos para hacer cosas con ellos en casa, pintamos, jugamos con los libros de pegatinas y leemos muchisimos cuentos, vamos a casa del tio a jugar con la primita.... Al pequeño polvoron le vuelven loca los libros, hoy hemos comprado uno chulisimo es un libro sobre los animales, pero esta lleno de ilustraciones con muchos detalles y textos muy sencillos con secuencias de letras elementales a modo de ejemplo te explica el sonido de las gallinas y te pone una secuencia de "co co co" que resulta un medio muy práctico para iniciarla en el conocimiento de las letras. Además carece de sonidos y ruidos de ningún tipo, me horrorizan los libros con sonidos, a edades como las de mi hija los veo muy poco prácticos ya que desvian la atención. Nosotros siempre le compramos libros que tienen una historia, como los cuentos clásicos de toda la vida, le gustan y además adquiere conocimientos, establece relaciones entre la trama y el desenlace.

En el caso de Ander, somos todavia más estrictos hemos retirado todos los juguetes que emiten sonidos, porque si hay cerca alguno todo el resto pierde interés. Es muy importante enseñarle a jugar y funcionar si que su sentido esencial sea el oido, es importantisimo que los crios utilicen todos sus sentidos. Cosa muy rara en nuestra casa, porque no solemos hacerlo, pero hoy les hemos puesto una pelicula musical infantil a la hora de cenar. Evitamos que mantengan cualquier tipo de relación de culto o de dependencia del televisor, en casa no se ve, si nos aburrimos leemos o salimos a pasear. Pero muy ocasionalmente ponemos una pelicula, la vez anterior fue en navidades. La niña no apartó la vista de la caja tonta con cara de alucinada, pero Ander no paró un segundo de bailar y se reía a carcajadas, nos sorprendió gratamente y me recordó que cuando vino ni siquiera respondía ante un estimulo musical algo impensable en un bebe. Vamos mejorando poco a poco.
Bueno os dejo unas cuantas fotos y en alguna se ve como celebramos el chupinazo.




2 comentarios:

mili -violeta dijo...

Me alegro, de que gracias a esa jornadas esteis disfrutando todos juntos.

Los niños estan muy guapos y super interesantes en esa mesa,pintando.
Ana creo que ya tocaba,que les pusiera una pelicula,¡¡hija mia!! desde navidades... ,no es bueno abusar, pero creo que te demoraste un poco,jejeje...

BESOS.

ana pastor dijo...

En lo de la pelicula seguro que tienes algo de razón, pero me horrorizan los niños que viven pegados al televisor, al movil, a las maquinitas,...lo que necesitan es mucha actividad al aire libre. Pero aún así tienes razón seis meses son bastantes. Por cierto y hablando de tardar, tu blog se mueve poquito que a este paso tenemos que esperar que España gane el mundial ja ja ja. Echo de menos noticias de mi pequeña Violeta.