8.6.13

Complicado

Supongo que lo que quiero explicar hoy son mis propias reflexiones, algo complicado de expresar. Ánder se nos hace mayor, el lunes cumplirá 7 años. Este año le está resultando difícil porque ya es consciente de la diferencia, de como le miran, a veces de como le rechazan o se burlan y también de como le miman como si fuera más pequeño de lo que es. Esto tiene sus consecuencias que vivimos todos con mayor o menor intensidad.
Este año le tocó cambio de clase y de compañeros, lo que fue muy difícil para él, volvimos a perder el pelo hasta las cejas, los tratamientos que podían solucionar su problema tienen efectos secundarios como impedir su crecimiento, así que nuestra solución a día de hoy pasa por una hermosa colección de gorras. Cuando los niños ven a otro con alopecia areata no se lo hacen fácil, a veces se dan situaciones como que un niño le levanta la gorra y después llama todos sus amigos para que vean el espectáculo. Nadie se puede imaginar lo que duele, es como si te clavaran mil agujas en el corazón. ¿Qué hacer? lo único que puedo hacer es no intervenir y cuando se van, hablar con Ánder para que aprenda a defenderse y que tenga recursos para que no le moleste. No es fácil, pero tampoco lo es para su hermana, ella si se enfrenta a pesar de ser tímida, a veces, viene a buscarme e intento explicarle mi postura pero soy consciente de que no me entiende.
Ella piensa que lo normal es respetar a los demás y no encuentra el sentido de la burla. Los dos han encontrado su vía de escape, Ánder la música y ella la gimnasia. 
Nosotros los machacamos mucho con el concepto superación, el esfuerzo es el único camino para conseguir  lo que queremos. Mi niña lo tiene muy asumido, con la gimnasia, por ejemplo, le gusta más el juguete que el juego, no es tan importante ganar como superarse y el no conseguir hacer algo le produce frustración. Actualmente es lo único a lo que juega y es lo único que hace en su tiempo libre, a parte de leer. Es más, para poder alcanzar sus metas, se esfuerza muchísimo a nivel académico y ha conseguido financiarse todos los campamentos que veía de gimnasia, le ha pedido a todo el mundo que no quiere regalos, ni reyes, ni papa noel, ni santos...quiere dinero para seguir con su afición. El año que viene quiere ir más horas a clases, es más esta dispuesta a buscarse ella el cómo y tengo claro que lo conseguirá. Quiere seguir en individual, a veces creo que le falta confianza hacia trabajar en equipo.
Ánder, por el contrario, pasa por tener picos, sin que diga una palabra, cualquiera que lo conozca un poco es capaz de saber como le fue el día. En casa muestra interés por aprender quiere leer, le gusta escribir y las matemáticas. Pero creo que es una situación que se da en nuestro entorno, porque nuestro método de trabajar es distinto. Hoy durante el desayuno lo niños me comentaban que hace mucho tiempo que no tenemos una asamblea familiar y es cierto. 
Alguien a quien quiero mucho un día me decía que estoy cometiendo un grave error en la educación de mis hijos, que eso del esfuerzo está muy bien, la integración y la no competitividad, pero ¿le servirá de algo en el mundo en qué vivimos? Competimos por quien es el más guapo, el más listo, el que más corre...
A veces me lo planteo,  a mis alumnos les cuento lo mismo, a lo mejor también me confundo. Personalmente noto muchísima diferencia en los padres que trasmiten esos valores a sus hijos, lo noto en los niños en cómo integran a Ánder. Pero siendo sinceros es una minoría, lo veo cada día, los niños mortales con defectos no existen, todos son números unos. 
Ahora llega el cumpleaños de Ánder y su fiesta, complicado organizarse, para él es un gran día donde es el protagonista pero existen otros aspectos a valorar...
No me gusta nada esta situación que tiene algunas cosas buenas como el esfuerzo diario. Pero por otro lado, es un poco incoherente ya que cada uno de ellos busca su propia vía de escape y quieren hacerlo de forma individual, no buscan actividades en equipo.
Mi pequeña se pasa el día buscando justicia, mamá otro abogado de pleitos pobres en la familia. El año pasado por ejemplo, asistimos a la entrega de premios literarios del colegio y se sorprendió que no ganara ningún niño de su clase. Para ella, Nuria, su tutora es la mejor profesora del mundo. Así que en octubre empezó a comerme la oreja tenemos que hacer un proyecto para intentar ganar un premio para la profe Nuria, no era para ella, era para la profe Nuria. Nos llevó mucho tiempo, decidimos el tema, quiso escribir sobre la profe Nuria y sobre su familia porque en aquel momento eran lo más importante. Durante el proyecto desarrollamos un plan de acción, donde primero expresaríamos lo que queríamos decir, en qué idioma íbamos a escribir, qué herramientas teníamos para hacerlo (la Rae, páginas de sinónimos y antónimos que estaba aprendiendo el concepto en el colegio, leamos muchos poemas para adquirir práctica, a Gloria Fuertes la tenemos aprendida de memoria...).
El resultado os lo cuelgo:


 Oda a la mejor profesora

Nuria es mi profesora
una magnífica formadora
dulce y cariñosa
con las manos una virtuosa.

Nunca se enfada
parece una hada
trabaja como una hormiga
sin barriga
porque no come migas
siempre ayuda a sus amigas.

Nuria es delgadita
parece una soldadita
siempre lleva botas marrones
con altos tacones
tiene el pelo largo y liso
parece sacada del paraíso.

Viste muy moderna
y nunca inverna
es la mejor profesora
porque es enternecedora.

Nos dice que una mujer trabajadora vale por dos
y a mí siempre me da la tos,
el año que viene la echaré de menos
aunque cuando nos veamos, nos abrazaremos.

A miña familia

Ánder é o meu irmán
queroo toda a semán.

A miña nai é moi boa entrenadora
e me axuda a todas horas.

O meu pai nunca deixa o móbil
quéreo máis que o seu automóbil

A avoa Pepa sempre me recolle
e me deixa escoller
a comida que quero comer.

Pepe e Rosiña son tamén os meus avós
sempre queren que durma cos dous.

Os meus tíos son moi diferentes
e todos xuntos son moita xentes.

Teño un primo e catro primas
unha é chinesa
e as demais queren ser marquesas.

Na miña familia hainos altos e baixos,
feos e guapos
pero a pesar de todo non están mal
e queros por igual.

No ganamos el concurso literario y lo único que me dijo, es que lo sentía por la profe Nuria, pero el año que viene lo va a intentar de nuevo, pero esta vez tenemos que empezar ya en septiembre. Quiero hacer constar que el concurso literario fue en abril y nosotros empezamos en octubre.

La profe Nuria ha sido muy importante para ella, porque creo que la entendido y a veces, eso es más importante porque le dio confianza.



4 comentarios:

MONTSE dijo...

Querida, las madres no podemos hacer más que sembrar buenas semillas y esperar qué den su fruto... A veces las buenas semillas no parecen ser las mismas para todas las familias, es una cuestión de opiniones y de distintas escalas de valores... El respeto, la justicia, la verdadera amistad, la superación personal están por encima de lo qué los demás opinen y de que nos consideren "raros"... Hoy leí una frase que me llegó al corazón y que quizás viene al caso: "If you don't fit it, then maybe you're doing the right thing" (si no encajas, entonces quizás estás haciendo lo correcto)... No puedo hablar por nadie más, pero en lo que a mí respecta, tenéis un lugar en mi corazón. Yo sí creo que las semillas que estáis plantando en esos dos niños se convertirán en un hermoso jardín. Un beso grande.

Graciela de Palomas dijo...

A veces me preguntaba lo que vos Ana, ahora son grandes 24 y 22; siguen con la mirada hacia la vida que les brindamos, han encontrado pares que piensan igual...entonces ha valido la pena!
Anoche mantenía una conversación con mi mejor amiga, en el trabajo la tachan de loca por pensar así, sufre acoso y demás...el problema está en los demás le han dicho la psicóloga y el psiquiatra.

Lo están haciendo bien, verán con el tiempo lo bonito de todo lo que se recibe, ellos le enseñarán con sus actos a los demás, abrazos siempre!

Alicia Llanas dijo...

Hola amiga! que difícil es ser mamá, y que difícil es ser mamá de un niño con síndrome de Down.

Pero lo difícil no esta en nuestros hijos, sino en el entorno que a veces se encarga de hacerlo difícil.

Ánimo!!!! tienes unos hijos maravillosos porque los has criado maravillosamente

Nosotros en la casa tenemos el lema de que sólo se puede "ganar o ganar", pero sabes hay muchas maneras de ser ganador, no se trata de ser el no.1, no se trata de llegar primero, sino de hacer las cosas con gusto.

Felicidades adelantado a Ander! Un abrazo oara ti amiga!

Antonio dijo...

Tienes unos hijos maravillosos y una familia maravillosa, y ellos te tienen a ti.
Lo de cómo educar a los hijos y los valores que queremos que hereden es algo que escapa a nuestro control. Hay una parte que es genética, hay otra parte que es la propia persona, y luego hay una parte muy importante que es el entorno y el desarrollo con el tiempo. En dos de elas no influímos, pero creo que al final los hijos nos quedamos con lo mejor de nuestros padres y si los valores que les transmites son sinceros, ellos los recordarán. Efectivamente esta sociedad no es lo que muchos esperamos, cada vez va a peor en algunos aspectos. Se gana en esperanza de vida, calidad de vida, comodidades, etc... pero se pierde en muchas cosas, en esta época más, pero cada vez todo está más cuadriculado y más controlado y aunque hay mucha corrección en lo que es políticamente correcto o lo que es debido hacer, lo cierto es que los niños son niños, juegan con sus reglas y son crueles, pero en esa guerra es donde se forman a las personas. Creo que a los niños tenemos que enseñarles a que nos e comportan como a veces los demás se comportan con ellos, pero sólo el tiempo dirá si ha cuajado.
Felicidades y suerte, y espero que Nuria sienta que ese regalo que le hace su alumna sea el mejor premio que se puede recibir.