1.4.11

La letra U












Al fin tengo un rato para escribir llevamos una semana de locura. El fin de semana pasado lo dedicamos a la socialización de los niños que después de ir al cine a ver "Mulan" (actividad organizada por la Concejalia de Igualdad del Concello de Vigo en el Verbum) se quedaron a dormir en casa dos amigas de mi pequeño polvorón y una de Ander. Lo pasaron muy bien, durmieron muy poco, jugaron en el parque de bolas, bailaron con los cantajuegos, prepararon por equipos una tarta de queso y otra de piña con frutas, bajaron al parque, dieron un paseo por la fiesta de la ciudad y un sin fin de actividades más.
Aprovechando el día festivo de Vigo por la Reconquista también paseamos tranquilamente por una ciudad que está preciosa y merece la pena recorrerla, llevamos varios fines de semana redescubriendo Vigo .
Por lo demás contaros que hemos realizado algunos cambios en casa, movimos el microondas de sitio colocandolo en la encimera de la cocina a una altura que pudieran alcanzar los niños. No queda tan bonito y ocupa algo de espacio pero nos ha servido para enseñarles a prepararse el desayuno. Llevan casi dos semanas, cogen dos tazas, dos platos, dos cucharas, sus dos sillas, ponen la leche, la colocan en el microondas y le dan al dos. Cuando hace ruido abren la puerta y cogen el colacao y se ponen tres cucharadas.
El que más rápido asimiló el proceso fue Ander porque es el más voluntarioso y corre para poner la taza y el plato de su hermana. Por otro lado, esta nueva actividad para ellos es un juego y les divierte mucho y desayunan más rápido.
Este fin de semana hicimos un pequeño libro "la letra u" que es la que están trabajando en clase de Ander, la última vocal minúscula y después tienen previsto empezar con la "m" y la "p".
Como sabeis nosotros trabajamos el método de lectura global pero somos capaces de adaptarnos al colegio. Así que primero pensamos en como ibamos hacer el libro, concretamos que utilizariamos cartulinas de colores que comprariamos todos juntos, trabajariamos con fotografias de utensilios de nuestro entorno y esta vez lo grapariamos como los trabajos del cole.
Fuimos todos juntos a la libreria y los niños decidieron el color de las cartulinas, Ander optó por el azúl y el verde, la niña por el rojo y el violeta. Después toda la semana en nuestros ratos libres, en el viaje de camino al cole y en la vuelta, durante el paseo, a la hora cenar, mientras ponemos la mesa.... pensamos en los objetos que tienen la letra "U" y revisamos si tenemos fotografias impresas o hay que hacerlas. Ander y Alejandra sacan sus propias fotos (por ejemplo: poniendo la mesa descubren que cuchara, cubierto y cuchillo tienen la letra "U", le sacan fotos).
También piensan en los nombres de sus amigos/as que tienen la letra "u", en las cosas que más nos gustan...etc.
El domingo por la mañana todos colaboramos y comenzamos a recortar las fotos, pegarlas, pintar algún dibujo y escribir las palabras. El pequeño polvorón escribió alguna páginas ella sola, Ander unas con ayuda, pero en alguna dibujó las letras.
La letra "u" la rodeaban con un círculo.
Ander llevó hoy por la mañana su libro al colegio, estaba orgulloso de su trabajo. Su profesora dice que está trabajando muy bien que tiene mucho interés en aprender.
Por último contaros que es una máquina jugando al futbol, un poquito mandón le dice a todos sus compañeros donde tienen que colocarse y suelta expresiones como "no, jolin" o "NO, mierda", cuando se enfada, como podeís imaginaros en el tema lenguaje mejora mucho.
Las fotos son del libro aunque faltan algunas páginas.

5 comentarios:

Alicia dijo...

que lindo libro :) muy buena idea :D

Mama de 7 dijo...

Genial el libro.
En cuanto Teresa empiece el cole,voy a copiarte todo.
Nosotros tenemos el menaje y el micro al alcance de los peques.
Todas cogen su plato, su taza, sus cubiertos, todas (incluidas Teresa y Reyes que son las mas trabajadoras) ponen la mesa, colocan las sillas, etc.
Incluso alguna escoba hemos cortado el palo para que este a la altura de las dos pequeñas.
Han de entender que la casa y el orden somos todos.

isabellpazos dijo...

Hola Ana!
Como siempre, siento una mezcla de admiración y de envidia (de la buena, eh!), cuando leo todo lo que haces, lo creativa que eres, lo fácil que se te da la pedagogía; el sentido común que tienes!, lo sencillo que haces parecer, las cosas que a muchos nos cuestan, y la GRAN capacidad q tienes de de darle a cada quien, lo que necesita!
Pero sobre todo, siento ALEGRÍA, de ver que hay gente como tú, y deseos de transmitir a otros papás, todo lo que haces (en mi comunidad ya eres famosa) y llevarles esa CONFIANZA que está en los libros de López Melero, y que tú pones en práctica, a la perfección.
*(Tenía que decirlo)
Por otro lado, qué bello libro!
En otra ocasión comentamos, sobre el método Global y el fonético (es en lo único que siempre he diferido con el PR y otros "expertos").
Y también otro día te comento sobre tu maravilloso Vigo, que me muero por conocerlo cada vez comentas de él (pues parece que mis raíces vienen de allá: Pazos).
Un abrazote a todos en casa!!!

Anónimo dijo...

Ana, coincido con Isabell! Es admirable la sencillez con que explicas y aplicas la psicopedagogía. Y no sé cómo haces para encontrar tiempo!!! Sé que trabajas fuera de casa, como yo, lo que lo hace más complicado aún. Pero ahí estás, predicando con el ejemplo. Te felicito, te admiro ... y trato de imitarte. Meli ayuda con la mesa (de paso practicamos números: un tenedor, dos cucharas, cuatro vasos, etc) pero todavía no en lo del microondas. Me parece que voy a animarme; lo peor que puede pasar es que derrame la leche, pero bueno, será cuestión de paciencia.
Besotes a todos,
Claudia, mamá de Melina

Anónimo dijo...

Ana, coincido con Isabell! Es admirable la sencillez con que explicas y aplicas la psicopedagogía. Y no sé cómo haces para encontrar tiempo!!! Sé que trabajas fuera de casa, como yo, lo que lo hace más complicado aún. Pero ahí estás, predicando con el ejemplo. Te felicito, te admiro ... y trato de imitarte. Meli ayuda con la mesa (de paso practicamos números: un tenedor, dos cucharas, cuatro vasos, etc) pero todavía no en lo del microondas. Me parece que voy a animarme; lo peor que puede pasar es que derrame la leche, pero bueno, será cuestión de paciencia.
Besotes a todos,
Claudia, mamá de Melina